DE BUENA FUENTE

POR ULISES SALAS

¡Tragones!

El invierno no es una buena época para tragar sapos, pero en política esta práctica es usualmente algo atemporal.

La cuarta estación del año llegó, y se anuncia otro fuerte frente frio para el 30 de noviembre, que impactará principalmente a funcionarios estatales de primer y segundo nivel en Coahuila.

Pero les decía que este invierno a muchos personajes políticos le va a tocar la nada agradable tarea de degustar sapos.

En principio, la piel escamosa, toxica y áspera del anfibio será deglutida por las dirigencias estatales del PAN y el PRD, que, en el gobierno de coalición, solo recibirán lo que se merecen y es casi nada.

Renacuajos también tragarán las tribus radicales y las de nueva creación en Morena, pues si o si, el dirigente estatal del PT, Ricardo Mejía Berdeja, se integra a la alianza y va por la senaduría.

Los hermanos Tania y Tony Flores, tendrán opíparo banquete de batracios, pues el diputado local del PT, fue advertido a que, en caso de rebelarse, Tania será carne de prisión, como el Conejo.

¿Ustedes gustan?

***

Alabanzas

En la Secretaria de Educación Pública, Francisco Saracho por fin se despidió, y maestros y personal docente elevaron plegarias al Supremo, en agradecimiento.

Y es que nunca en la historia de esta dependencia había llegado semejante depredador y abusivo sujeto, que usó las arcas educativas para su servicio, el de su familia y de amigos con derecho.

Según sus contemporáneos, Saracho Navarro fue en tiempos mozos, un agradable compañero en la Facultad de Derecho.

Lo recuerdan como un buen estudiante, servicial, atento, y siempre dispuesto a apoyar al resto de los alumnos.

Pero algo paso, que metido a la política, se transformó en un hombre apocado, pedante, acomodaticio y ávido de dinero, ciertamente como dicen que luce hasta el día de hoy.

Por lo pronto, a Pancho le quedó grande el puesto, y más cuando se recuerda a ex secretarios de la talla de Jesús Ochoa e Higino González.

***

Toño en capilla

En la región carbonífera se conoce de los apuros económicos por los que pasa desde hace tiempo, el empresario y político, Toño Nerio.

Y ya ven que la urgencia financiera provoca la toma de malas decisiones, como le ocurre al actual titular del Ceas, que se asoció con la alcaldesa de Múzquiz, Tania Flores, en varios “biznes”.

El inexperto y confiado funcionario estatal ahora se encuentra entrampado y sin lana, preso de su codicia, y bajo el control de la edil del Pueblo Mágico, que lo usa de escudo protector.

Si Tania cae, Nerio también lo hará…