Se mantiene la esperanza de encontrarlos con vida 

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

Aún se mantiene la esperanza de encontrar con vida a los mineros atrapados en una de las galerías que fueron inundadas en un pocito de carbón en Sabinas, declaró el Gobernador del Estado, Miguel Ángel Riquelme Solís la mañana de este viernes, a dos días del accidente.

Al hacer un recuento de las labores de rescate en las que se coordinan los tres niveles de gobierno, el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional, el ejecutivo estatal explicó que, aparte de que se cuenta con más bombas de extracción con capacidad de hasta de 60 litros por segundo cada una para sacar la mayor cantidad de agua en menor tiempo, la CFE aportó una línea de suministro eléctrico de 15 KVa.

Dijo que con mayor número de bombas extractoras se sacará mayor volumen de agua y una vez reducido el nivel del líquido ingresar a la mina y poder ubicar a los atrapados en la galería”.

Inclusive, Riquelme precisó que, derivado del hecho, de manera conjunta con la Fiscalía General de la República, la Fiscalía General del Estado abrió la carpeta de investigación correspondiente.

Ello con el fin de fincar la responsabilidad jurídica y penal contra el concesionario de la excavación a quien se identifica con el nombre de Cristian, sin embargo, la indagatoria también contempla llamar a cuentas al propietario responsable de la mina y a los contratistas de la explotación.

Refrendó su postura de mantenerse al pendiente de la supervisión de los trabajos de rescate de los mineros 

Aún con esta carga de agenda, el Gobernador  cumplió la mañana del viernes con su compromiso de dar el arranque a la carrera Coahuila 1000 en la que sólo de manera simbólica participó por varios kilómetros, para regresar luego a la Zona Cero en la mina.

Por su parte, el fiscal General del Estado, Gerardo Márquez Guevara, confirmó que ya rindió su declaración el supuesto dueño del predio, identificado como Cristian.

Adelantó que será hasta el lunes cuando se tenga un avance considerable de la indagatoria. Mencionó que no se han obtenido datos en el sentido de que una persona identificada como Régulo fuese el concesionario de la mina.

Lo anterior y a poco más de 50 horas de que los 10 mineros fueran atrapados dentro del socavón por una corriente de agua que hasta hoy mantiene inundadas algunas galerías, sin embargo, la esperanza de encontrarlos con vida, aunque incrementa el riesgo de no ser afirmativa, disminuye con el paso de las horas.

Los 10 trabajadores que permanecen en calidad de atrapados son: Mario Alberto Cabriales Uresti, Sergio Gabriel Cruz Gaytán, Jorge Luis Martínez Valdez, José Rogelio Moreno Leija, Luis Alberto Valencia Vázquez, José Luis Mireles Arguijo, Margarito Rodríguez Palomares, Jaime Montelongo Pérez, José Rogelio Moreno Morales y Ramiro Torres Rodríguez.

Cabe destacar que la inundación del pozo de 60 metros de profundidad alcanzó 35 metros, pero, gracias al trabajo de las bombas extractoras se ha logrado disminuir esa inundación hasta los 23 metros, pero aún es insuficiente para penetrar y rescatar las víctimas.