Minimiza disputas en Morena 

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

La diputada por Morena, Lizbeth Ogazón Nava, afirmó que la participación en Ramos Arizpe para elegir los consejeros distritales el fin de semana pasado fue muy pacífica, no obstante que en el Tribunal Estatal Electoral (TEEC) está radicada una impugnación por violación a los derechos político-electorales supuestamente ocurrida en ese municipio.

Los dos últimos días de julio Morena eligió a las personas que ocuparán el cargo de consejería distrital en Coahuila, derivado de ello en algunas mesas de elección de diversos municipios se registraron actos de violencia y ataques entre simpatizantes de aspirantes, sin embargo, la diputada minimizó los hechos.

Al respecto, aseguró que, aunque sí hubo algunas manifestaciones o protestas, al menos en Coahuila no hubo actos de violencia como lo manejaron algunos medios nacionales y estatales.

De acuerdo con datos del TEE, aportados por el Magistrado presidente Sergio Díaz Rendón, junto con otros 12 municipios en el de Ramos Arizpe, los mismos militantes de Morena interpusieron las impugnaciones por considerar que se violaron sus derechos político-electorales y deficiencias como el inadecuado desarrollo del proceso de elección.

Por lo que Ogazón Nava declaró que antes hubo trabajo de convencimiento que se vio reflejado en las urnas. “Tan es así que, en Ramos, donde me tocó vivirlo, se llevó de una forma muy pacífica”.

Aseguró que “Fue todo el que quiso, en este caso ya no hubo esa situación que se dio hace unos años donde el padrón mismo daba de que había afiliados y no afiliados”.

Por lo que reconoció que: “Aquí todo el que quiso participar y formar parte de Morena pudo llegar a la mesa de registro y, en caso de no ser militante, se podía afiliar y participar en este procedimiento electivo”.

Recalcó que la elección de consejeros distritales estuvo abierta a toda la población debido a que “se hizo en un espacio público para que todo el quisiera, acudiera”.

Respecto de los incidentes de violencia en las casillas de votación que se registraron, la diputada local dijo tener entendido que no hubo en realidad actos de violencia.

“Se presentaron esporádicamente dimes y diretes, los normales que se dan en cualquier proceso electoral, hasta ahí, no pasó a mayores y en el caso de Ramos Arizpe que es donde me tocó vivir el proceso, se llevó en completa paz y armonía no hubo nada ni trifulcas ni zafarranchos todo estuvo muy bien”, aseguró