Espectaculares y videos

¿Cuándo te das cuenta que la aspiración política va en serio? Cuando le meten lana, cuando el interesado afloja la cartera para invertir; eso es lo que se está viendo al interior de Morena con los aspirantes a la gubernatura, (bueno, vale hacer una aclaración, esta frase no aplica a Armando Guadiana, pues aunque tiene mucha plata cuenta la leyenda que es muy difícil que la invierta, en su no muy brillante intelecto político, considera que entró al servicio público para obtener más ingresos, no para gastar lo que tiene) les decía que los aspirantes de Morena andan muy movidos y desde luego hay aspectos publicitarios que definitivamente requieren un gasto, por ejemplo el espectacular en el que se difunde la imagen de Luis Fernando Salazar Fernández quien aparece en la portada de “El Soberano” gaceta ideológica de Morena, ahí se le presenta como un político que genuinamente lucha contra la corrupción; se trata de una estratagema clásica en la que el aspirante difunde su imagen sin riesgo a una sanción de la autoridad electoral porque seguramente la contratación del anuncio panorámico está a nombre de otra persona. El otro aspirante que anda muy movido es Ricardo Mejía Berdeja, el subsecretario de Seguridad Pública quien ya difunde video en sus redes sociales, por cierto, muy bien producidos, lo que hace pensar que tuvo que contratar a alguna agencia especializada. Como en la guerra, en las campañas políticas la estrategia se opera en dos frentes: aire y tierra, Morena está invirtiendo en aire y el PRI en tierra, con su ya famosa estructura territorial, pero esta no es una elección normal y mal haría el tricolor en actuar como siempre, cuando la contienda no será la de siempre, le están creciendo los enanos y ya para cuando acuerde tal vez sean gigantes.

                                            -o0o-

Fuego en tribuna

Hoy saltaron chispas en la tribuna del legislativo y es que cuando dos damas se pelean hay que tener cuidado, en este caso las protagonistas fueron Lizbeth Ogazón, diputada por Morena y María Bárbara Cepeda, legisladora priista. La verdad es que ya se traían ganas desde antes, no se caen bien y están en las antípodas del espectro político, de tal suerte que el tema del agua fue solo un pretexto para que ambas féminas sacaran las uñas y se dieran sus buenos arañazos y estirones de greñas, pero solo en sentido figurado, se agredieron con la palabra, pero las miradas y el lenguaje gestual que exhibieron en el pleno hacía pensar en que en cualquier momento pasarían de los dichos a los hechos. La discusión se presentó a raíz de la crisis por el abasto de agua, la legisladora morenista criticó a las administraciones municipales priistas y dijo que utilizaban a los SIMAS como “caja chica” para sacar dinero y gastarlo en las elecciones, Cepeda se molestó y dijo, textualmente, que el Gobierno Federal de Morena “tiene al país empinado”, perdón, esta vez no fue el auto corrector, literalmente eso fue lo que dijo, ¡qué bárbara! Eso no es propio de una dama porque de inmediato remite a la mente a formarse una imagen gráfica de lo que se declara, cuando menos hubiera dicho “en pinole”, en fin, la diputada Cepeda siempre se podrá defender diciendo que mentiras no son, como luego dicen: a la primera mentira que diga le reclaman.

-o0o-

Sumas, restas o divides

En tiempos de guerra, por ejemplo de guerra política, el que no recoge desparrama, es decir si no sumas automáticamente restas, si no ayudas a fortalecer el proyecto político en el que trabajas pues lo pasas a perjudicar, aun que tu intención sea la mejor del mundo, a veces la sola presencia de ciertos personajes lo que hace es restar, ese es el caso de Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas en el PRI y particularmente de Rubén Moreira en el caso específico de Coahuila y es que es imposible desligar la presencia de Rubén de la elección estatal, es el estado que gobernó y desde luego buscará por una cuestión casi de orgullo personal que el PRI gane aquí, pero su eficiencia electoral ya quedó en entredicho en estados como Campeche e Hidalgo donde la candidata fue su esposa Carolina Viggiano, con este comentario no estoy descubriendo el hilo negro, ni inventando el agua tibia, ya varios comentaristas nacionales han expuesto el hecho de que Moreira en lugar de ayudar a la imagen del PRI la daña y si a eso le añadimos que en Coahuila no es visto precisamente como “mister amigo”, o como “el rey de la primavera” pues saque usted sus propias conclusiones. Mucho ayuda el que no estorba.