No quiero ser embajador: MARS

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

A un año de la elección en Coahuila, el Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís adelantó que busca terminar bien su gobierno y que no aspira a la Presidencia Nacional del PRI ni aceptará ninguna embajada, en alusión a los evidentes tratos que logró la 4T con exgobernadores del PRI de otros estados para que facilitaran el triunfo electoral de Morena en comicios de años anteriores.

“Bueno, con respecto a cualquier aspiración que pudiera tener el Gobernador de Coahuila, es falso; yo termino aquí el gobierno para el cual me eligió la gente», aseveró Miguel Ángel Riquelme Solís.

Lo anterior en rueda de prensa en Torreón y ante la pregunta de una reportera sobre el manejo de su perfil como aspirante a la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional.

“Es una responsabilidad y es además un reto dentro de todo lo que yo me comprometí con la sociedad coahuilense, tengo los pies en la tierra, no ando aspirando a nada más”, aseguró el Mandatario.

Y continuó: “Yo quiero terminar bien, quiero terminar la encomienda que me dio la sociedad y no tendría por qué estar tampoco abonando a los momentos por los cuales está pasando el partido en forma negativa”.

Espero se arreglen las cosas declaró, “desde el PRI de Coahuila vamos a poner nuestro granito de arena y sobre todo yo soy gobernador priista a mucho orgullo, mi obligación es gobernar bien para que mi partido tenga la mayor facilidad en el proceso 2023 de convencer al electorado”.

“Y por último yo no acepto embajadas”, enfatizó.

Antes Riquelme Solís destacó que va terminando el proceso en que se disputaron las seis gubernaturas.

Por lo que indicó que: “Lo único que pudiera comentar es que ya tenemos al menos ganadores virtuales, en el estado de Durango que es lo que nos interesa y creo que se va a poder seguir trabajando en conjunto de manera coordinada y ordenada”.

Explicó que ello es para poder dar tranquilidad a la sociedad tanto a la que habita en la comarca lagunera de Durango como en la de Coahuila.

Que ha costado mucho todo este proceso la construcción del mando especial, del grupo antisecuestros y la policía metropolitana. “Ha sido todo un reto, distintas leyes Coahuila Durango, distintos reglamentos, usos y costumbres, emparejarlos ha sido todo un reto, empatarlos, equilibrarlos”.

“Y a veces es necesario que la gente recapacite en ese aspecto, de lo que se requiere para seguir manteniendo con coordinación entidades como el vecino estado de Durango y Coahuila y hemos pasado por muchas cosas, desde cuando no querían ni siquiera dejar de vender permisos, desde cuando los horarios pues fue toda una disputa”.

Agregó: “A mí lo único que me deja este proceso 2022 es que Coahuila puede seguirse coordinando y podemos nosotros poner lo nuestro para que ahora que entren las nuevas autoridades de Durango pues trabajemos de manera conjunta”.

“2023, escuché que iban a seleccionar candidatos el 20 de julio, primero, creo que no se saben el calendario electoral de Coahuila, se aventaron una arenga ahí en el Estado de México, creo que andaban muy contentos y pierden la noción de los tiempos electorales de cada entidad, además que ya van tarde”, señaló el Gobernador.

Por lo que regresó finalmente a las aspiraciones: “cualquier aspiración que pudiera tener el gobernador de Coahuila es falso, yo termino aquí el gobierno para el cual me eligió la gente, y por último, yo no acepto embajadas”.