Acecha a la carbonífera la crisis del carbón

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

El precio del carbón mineral coahuilense que paga la Comisión Federal de Electricidad (CFE) está muy por debajo del precio internacional, lo cual afectará a mediano plazo a toda la cadena productiva de este mineral en Coahuila, lo que pone en riesgo empleos, inversiones, desarrollo y competitividad laboral y productiva, advirtió el diputado del distrito de la región Carbonífera, Jesús María Montemayor.

Actualmente, la tonelada de carbón se paga en mil 200 pesos y el precio óptimo que deberían tener es de mil 900 pesos, estimó el legislador, representante de la principal región productora del energético en el país y América.

De hecho, el diputado elevó un punto de acuerdo como muestra de su preocupación de dicha afectación a la economía de la región, a pesar de que la federación asegura que se efectúa una reactivación económica mediante programas de adquisición del material mineral por la CFE, acción que el legislador calificó como incierta.

“La preocupación principal es que, en una comparativa internacional con lo local, el precio está muy por debajo, por ejemplo, para Petacalco una empresa colombiana, les pagan casi 200 dólares por tonelada a través de una adjudicación de casi 39 mil millones de pesos para la compra del mineral, es otro tipo de carbón -reconoció-, pero significa una diferencia muy grande en cuanto al costo del carbón de Coahuila que es de 60 dólares, o sea, mil 200 pesos”.

Por lo que explicó que el grado de afectación con esta medida federal por parte de la CFE, comparado con inflación y su impacto en las variables del sector minero afectará a insumos, Diesel, empleo, canasta básica y otros.

“Otra preocupación es que los productores tendrán que firmar cada uno su contrato a 60 dólares la tonelada porque no tienen a quién más venderle, además, la baja en ingresos ocasionará la reducción de las medidas de seguridad para trabajadores mineros, el mantenimiento de equipo y maquinaria”, señaló.

Aseguró asimismo que la cadena de suministro del carbón se verá dañada, por lo que lo catalogó como: “Un grave atentado contra la región Carbonífera de Coahuila, lo que está haciendo la CFE que no viene a reactivar la economía de la zona”.

“Otro problema que se viene es que el productor, con tal de obtener el contrato, tendrá que hacer ajustes a su plantilla laboral, a sus inversiones, a su equipo, habrá salarios bajos, y una alta probabilidad de accidentes en minas y tajos ante la baja en ganancias y poco margen de inversión en mantenimiento y equipo o maquinaria”.

El exhorto de Jesús María Montemayor fue en el sentido de que no se firmen los contratos con esta empresa colombiana ni que los productores coahuilenses firmen contratos de venta, “hasta que no se dé un incremento al precio y que sea más competitivo”.

Señaló finalmente el legislador que el ideal podría fijarse en mil 900 pesos la tonelada del carbón coahuilense, “puesto que no es justo que la CFE pague a la mitad, 60 dólares, por el carbón de Coahuila comparado con lo que paga por tonelada al de Petacalco de Colombia que son casi 200 dólares”.