La columna que le costo a Amber millones de dólares

Publicado por BBC News Mundo

Amber Heard fue declarada este miércoles culpable de difamación y condenada a pagar US$ 15 millones a su exmarido Johnny Depp.

Según el jurado popular del caso, Heard difamó a Depp con una columna publicada en The Washington Post en 2018 en la que explicaba que había sufrido violencia doméstica y pedía un cambio a la sociedad frente a este tipo de abusos.

Los siete miembros el jurado en Virginia evaluaron, una por una, tres frases incluidas en el texto de Heard y determinaron que todas ellas son difamatorias contra su exmarido.

Determinaron también que ella fue difamada, pero por un antiguo abogado del actor y solo en una de las tres ocasiones citadas en la contrademanda de la actriz.

Depp aseguró que la columna de su exesposa en el prestigioso Post tuvo un impacto demoledor en su vida y su carrera, llegando incluso a ser descartado para roles principales en películas.

Pero, ¿qué dijo exactamente Amber Heard en su escrito?

Sin mención a Depp

La columna se publicó el 18 de diciembre de 2018 y no menciona, de forma directa ni indirecta, a Johnny Depp.

Su título era: «Me pronuncié contra la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar».

Precisamente la frase que titula la columna es la primera de las tres sometidas al veredicto del jurado.

El jurado consideró que Amber la dirigió a Depp con intención de difamarlo.

Las otras dos frases están en el grueso del texto.

La actriz y modelo de 36 años comenzaba su ensayo asegurando que estuvo «expuesta al abuso a una edad muy temprana» y que ya entonces sabía «ciertas cosas», como que «los hombres tienen el poder, físico, social y financiero» y «muchas instituciones apoyan ese arreglo».

Después, continuaba diciendo que «como muchas mujeres, había sido acosada y agredida sexualmente cuando estaba en edad universitaria. Pero me quedé callada, no esperaba poner denuncias para hacer justicia. Y no me veía como una víctima».

E, inmediatamente después, lanzaba la segunda de las frases que le han costado una condena millonaria:

«Luego, hace dos años, me convertí en una figura pública que representaba el abuso doméstico, y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que hablan».

En 2016 Heard había participado en una campaña para el Proyecto #GirlGaze, en la que habló sobre su experiencia con la violencia doméstica y publicó un artículo sobre ese mismo tema en la revista Porter.

El contenido de la frase también se vincula a la época en la que la actriz convivía con Depp, ya que ambos estuvieron casados entre 2015 y 2017.

La actriz proseguía asegurando que fue incluida en una «lista negra», que perdió algunas oportunidades de trabajo y que estuvo a punto de ser despojada de su papel de Mera en las películas «Justice League» (La liga de la justicia) y «Aquaman».

Aunque no explica los motivos, del contexto se interpreta que alude a presiones para que no denunciara los supuestos abusos.

Y entonces llega la tercera frase:

«Tuve la inusual ventaja de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abusos».

Los miembros del jurado también dieron la razón en este caso a la acusación al considerar se trataba de una difamación referida a Deppy contra Depp.

En el resto de la columna reflexionaba, entre otras cosas, sobre las dificultades de enfrentarse a un hombre poderoso, a quien compara con el Titanic, y defiende al movimiento #MeToo.

Aseguraba que «estamos en un momento político transformador» y hacía referencia a las denuncias de acoso contra el expresidente estadounidense Trump, así como las agresiones sexuales que se producen en los campus universitarios de Estados Unidos.

En los párrafos finales aseguraba escribir su columna «como una mujer que tenía que cambiar su número de teléfono semanalmente porque recibía amenazas de muerte».

Y terminaba así:

«Quiero asegurarme de que las mujeres que den un paso adelante para hablar sobre la violencia reciban más apoyo. Estamos eligiendo representantes que saben cuán profundamente nos preocupamos por estos temas. Podemos trabajar juntas para exigir cambios en las leyes, las reglas y las normas sociales, y corregir los desequilibrios que han dado forma a nuestras vidas».