¿El Gobierno de Coahuila te mandó a Buró de Crédito?

Carlos Ramos

Es usted empresario? Tiene un pequeño negocio? Su empresa ya es una persona moral? Revise su historial crediticio. Quizá sin saberlo, el Gobierno de Coahuila ya lo mandó al Buró de crédito.

Independientemente del tamaño de su empresa o negocio, o así sea profesionista que trabaja de manera independiente, su obligación es pagar impuestos si trabaja en Coahuila o la base de sus empresas se encuentra registrada en el Estado. De un tiempo para acá (ignoro exactamente desde hace cuanto se realiza pero estimo debe ser de unos 10 años a la fecha) el Gobierno del Estado reporta al Buró Nacional de Crédito, comúnmente llamado Buró de Crédito, las multas que por retraso u omisión en el pago de impuestos federales impone en representación del gobierno federal. Esto aparece bajo la leyenda “AFGCOAHUILA”, correspondiente a la Administración Fiscal General del Estado.

El Gobierno del Estado, por el convenio de colaboración fiscal con la federación, es notificado por el SAT de los atrasos u omisiones del pago de los impuestos de las empresas y empresarios que tributan en Coahuila, para que, a su vez, el gobierno estatal envíe exhortos y multas para requerirles el pago. Estas multas, son dadas de alta y registradas por el Gobierno del Estado en el Buró de Crédito de los empresarios coahuilenses. Parece justo no? Los impuestos, en cierta forma, son créditos fiscales, y su retraso, como cualquier otro crédito, es razonable se reporte al Buró de Crédito.

Sin embargo, lo que el Gobierno Estatal está reportando al Buró de Crédito no es el retraso mismo en el pago de los impuestos, sino la multa. Y es aquí donde el debate empieza.

¿Una multa debe ser reportada al Buró de Crédito? No. En primer lugar porque no es un crédito. En segundo lugar, porque no representa per sé un contrato entre ambas partes, enterándose ambas de sus compromisos, fechas de pago y consecuencias en la omisión de los mismos. Es más bien un contrato unilateral, del cual el empresario o profesionista independiente coahuilense ni se entera.

Y esto no es lo más grave. Súmele usted a las cientos o miles de notificaciones los errores en los domicilios fiscales, las notificaciones que no cumplen los requisitos legales en lugar, tiempo y forma. La gran mayoría ni siquiera se entera que fue notificado y/o requerido con una multa. 

Hasta que llega el día que solicitan un crédito hipotecario, automotriz, personal o un crédito pyme para crecer patrimonialmente o impulsar sus actividades comerciales: “Nunca me notificaron”, “Ni me enteré”, “Qué es eso?”, “Fue un error del contador”, etc.

Las consecuencias de ésta cuestionable práctica gubernamental estatal cuestan miles de millones de pesos en pagos adicionales a los empresarios, y otros miles de millones de pesos en ventas no consumadas a los sectores inmobiliario, automotriz y otros giros comerciales locales. Por el reporte de estas multas, (si es que los créditos no terminan siendo negados), son encarecidos por los bancos y financieras con tasas de interés más altas por “manchas” en los historiales crediticios de los empresarios y empresas que, de acuerdo a los análisis de perfiles crediticios, aumentan su nivel de riesgo de incumplimiento y en consecuencia las tasas de interés se tienen que ajustar hacia arriba. Un impacto considerable en la actividad económica estatal: menos créditos, menos ventas, menos circulante de capital.

Una vez que el empresario se da cuenta que mientras esa multa no sea pagada (en Recaudación de Rentas del Estado) no tendrá acceso al crédito que necesita, en la mayoría de los casos procede a pagarla. Quizá haya alguna financiera que pueda reconsiderar y otorgarle el crédito, generalmente las que cobran tasas más altas. Quizá ya no pueda ser sujeto de crédito hasta en 6 años, plazo que marca la Ley del Buró de Crédito para eliminar una cuenta que ya fue cerrada. La cuenta, aunque saldada, permanece en la hoja 2 del Reporte de Buró de Crédito Especial hasta por 72 meses de acuerdo a su artículo 23.

No recuerdo haber leído en las leyes de ingresos estatales anuales lo relativo a reportar a Buró de Crédito por estos conceptos a los empresarios coahuilenses. Ampararse en lo individual no serviría, es costoso, lento y muy técnico. Por lo tanto el Gobierno estatal lo seguirá haciendo.

Aquí hay una herramienta para impulsar la actividad económica estatal:

  1. Afinar los procesos de notificación de las multas, para que se hagan eficientemente y se le mencione al contribuyente que podría quedar señalado en Buró de Crédito.
  2. Informar al contribuyente que una vez que pague su multa, revise su Buró de Crédito, y proceda a hacer una reclamación en línea para solicitar la eliminación total de la cuenta que reporta la mencionada multa.
  3. Que el Gobierno Estatal, una vez que el Buró de Crédito le solicita información sobre el pago de la multa del contribuyente quejoso, en caso de que ya se haya pagado, omita dar respuesta alguna. Esto, de acuerdo a la Ley del Buró de Crédito, ocasionará que la reclamación se dicte a favor del quejoso y la cuenta y su historial de pago o impago se desaparezca en su totalidad.

Pueden revisar su buró de crédito en www.burodecredito.com.mx. No vaya a hacer que el gobierno estatal ya los haya reportado.