Vandalizan y roban bosque de la UAAAN

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

La Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) sufrió afectaciones por vandalismo en una cerca perimetral y robo de tierra para la producción de árboles frutales, además del riesgo permanente que tiene por incendios forestales; todo en su campo experimental de 800 hectáreas que tiene asignado para investigaciones en el Área Natural Protegida del Cañón de San Lorenzo.

El daño fue causado por personas que viven en sectores aledaños a la universidad, por lo que el Rector, Mario Vázquez Badillo, emitió la alerta.

“La Narro cuenta con 800 hectáreas de bosque al sur de la ciudad y hay que darle cuidado, entonces tenemos que manejar sustentablemente y cuidar esta amplia zona básica en flora y fauna”.

Agregó que dicha superficie es un lugar natural “útil para poder captar agua, se recargue el acuífero y poder brindar el suministro del vital líquido a la ciudad de Saltillo”.

Vázquez Badillo habló de la cercanía de incendios forestales a los terrenos de la Universidad, declaró que: “Es por ello por lo que se realizan actividades permanentemente en la zona como la vigilancia y cuidar tanto la flora como la fauna en nuestras áreas, pero hacemos el exhorto a la ciudadanía y vecinos del bosque para que cuiden está área natural protegida”.

Después de mencionar que la Narro tiene vecindad con sectores como Hacienda Narro y fraccionamiento Santa Elena, invitó a “los colonos de ambos sectores que no tiren en los alrededores basura ni objetos grandes como partes de salas o enseres domésticos”.

Puesto que sólo una calle divide a ambas colonias con el bosque de la Narro, el rector recordó que recientemente autoridades de la UAAAN, la Secretaría del Medio Ambiente y Profauna recorrieron el sitio para evaluar el lugar y establecer la posibilidad de tomar medidas correctivas, por ejemplo, reforzar la cerca en dicho sitio.

“Hay gente que no respeta los lugares naturales protegidos y por ello habrá que hacer mayor conciencia además de reforzar ese cerco, puesto que, en ocasiones, algunas personas han brincado las cercas para robar nueces, otros productos frutícolas y tierra para macetas de los terrenos universitarios, por lo que hay que hacer conciencia del respeto”.

“Esta cerca la reparamos constantemente, pero la vuelven a romper, ese es el trabajo permanente para tenerla cuidada, sin embargo, no es así, por ello el exhorto”.

En cuanto a los incendios en el Cañón de San Lorenzo y cercanos a este bosque recientemente más de 300 alumnos, docentes y personal de la UAAAN realizaron acciones de protección en el área.

Lo anterior mediante brechas cortafuego preventivas, deslinde de pasto y material seco combustible en esta superficie de más de 800 hectáreas que durante poco más de 60 años ha sido reforestada en la región.