Denuncian desabasto; piden intervenga Fraustro

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

Cansados de padecer la escasez y en medio de la ola de calor de la temporada, habitantes de diversas colonias y ejidos al oriente del municipio clamaron al alcalde que intervenga ante Aguas de Saltillo a fin de que la empresa les garantice el abasto del agua.

Son vecinos de sectores populares periféricos con colonias como Morelos, Margaritas, La Esperanza, Las Isabeles, Mirasierra y Loma Linda, así como de los ejidos al poniente como Temporales, Llanos de la Unión de Abajo, Llanos de la Unión de Arriba y Rincón de los Pastores.

Para las colonias pidieron la reducción de tarifas de cobro por parte de Agsal ya que, por ejemplo, en una de estas zonas habitacionales irregular donde viven personas de escasos recursos económicos, no completan para pagar los 8 mil pesos mensuales por consumo de agua en su toma comunitaria.

Aguas de Saltillo ha instalado tomas comunitarias en Morelos, Margaritas, La Esperanza, Las Isabeles, Mirasierra y Loma Linda donde aparte el agua no sube a los tinacos por lo que se ha estado batallando, mencionó su portavoz Francisca Sánchez Vázquez.

“Otro problema es que un contrato individual cuesta alrededor de mil 500 pesos y la toma comunitaria 8 mil pesos; por lo que creemos que deberían bajar los costos pues con la situación económica difícil y falta de empleo en algunos casos es duro obtener el dinero para el agua, no entendemos la diferencia de costos”.

El otro problema, precisó, es la dotación de agua potable en los ejidos mencionados, donde las familias son de muy escasos recursos pues viven del campo. “Ahí le solicitamos al alcalde, José María Fraustro Siller, que nos apoyen con un programa rural de tinacos”.

La propuesta fue en dos sentidos, comentó Sánchez Vázquez, acudir al Municipio y que la Secretaría del Ayuntamiento interceda por ellos ante Agsal para pedirle al gerente de la empresa operadora del agua reconsiderar a la baja los costos de contratación que son muy elevados.

Habló de la posibilidad de dotación del vital líquido mediante pipas en ejidos, pero comentó que es muy difícil por la escasez de camiones que las transportan ya que están destinados al acarreo de agua para el control de los incendios en la sierra de Zapalinamé en estas semanas.

Sólo en Morelos y Margaritas, expresó, “donde se requiere la dotación adecuada de agua potable estamos hablando de 330 familias afectadas, además de alrededor de 100 más de los ejidos”.

No obstante que mencionó que la sequía le ha pegado a todas las comunidades rurales, destacó que a los que se les abastece mediante pipas es en Temporales, Llanos de la Unión de Abajo, Llanos de la Unión de Arriba y Rincón de los Pastores, que ahí no hay agua ni para el ganado ni para las personas, que tienen que esperar a que caiga algo de lluvia para acumular agua de reserva. 

Por ello la vocera antorchista planteó varias opciones para abastecer el líquido: perforar pozos en esos ejidos o instalar una planta purificadora ya que un garrafón de agua de 19 litros en esas comunidades tiene un costo cercano a los 100 pesos.