Tema migratorio es federal

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

Complicaciones con el tránsito y estadía de migrantes por Coahuila, como fueron un reciente motín en la estación migratoria de Piedras Negras o el anuncio de la colocación de un alambrado de púas en la línea fronteriza, motivaron un llamado al Gobierno Federal para que “haga su trabajo” y prevenga situaciones de peligro.

Al Gobierno federal le corresponde tomar las medidas necesarias y precautorias respecto de la crisis migratoria que vive Coahuila, afirmó la diputada nigropetense María Esperanza Chapa García, ello porque el regreso de los migrantes le cuesta al Estado, no hay manera ni se puede estar pagando tanto por devolverlos.

Inclusive, resaltó que ya se devolvió a muchos en avión y hasta en camiones por lo que: “Solamente resta esperar a que ellos se den cuenta de que el cruce es difícil por las situaciones que se están poniendo y ya no deseen pasar hacia Estados Unidos”.

Respecto del material alambrado que recibió Coahuila recientemente de Texas para blindar mejor la frontera en el cruce del río Bravo, la legisladora aseguró que se trata de un apoyo mutuo: “El Estado de Coahuila con su equipo de seguridad está haciendo su trabajo que le compete, cuidando la frontera México-Estados Unidos”.

Al tiempo de reconocer que el Congreso estatal ha subido muchos puntos de acuerdo solicitando a la Federación que retome adecuadamente la problemática, Chapa García aseguró que se trata de una situación federal, el Instituto de Migración tiene que tener ya las medidas necesarias, ya que el incidente sucedió en la noche en una de sus estaciones migratorias que son territorio federal cercano al puente en Piedras Negras es un aviso.

Después de aseverar que tanto el Estado como municipio “estamos haciendo nuestra labor”, la diputada insistió al Gobierno Federal brindar un mejor trato a los migrantes que rescatan en su cruce por el río Bravo.

Por lo que se refiere a la colocación de alambrado en esta frontera por parte de los gobiernos de Texas y Coahuila ¿habría preocupación de que se quejarán grupos de derechos humanos internacionales o locales por dicha medida?, se le cuestionó. A lo que  respondió que: “No se han manifestado, ya se deberían de haber manifestado”.

“Lo que sí te puedo decir es que es más preocupante ver cocodrilos en el lecho del río Bravo, es más preocupante ver las muertes que se están registrando, si la gente no puede entender que no puede cruzar de esa manera habrá que tener alguna medida precautoria porque ellos no miden el peligro”.