Lluvia oportuna, pero insuficiente

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

Las lluvias ocurridas este domingo y las descargas desde aeronaves de retardantes del fuego sobre los incendios forestales, fueron insuficientes para liquidarlos en su totalidad, aunque algunos de ellos están ya bajo control.

Al tiempo que varios helicópteros y el DC-10 Air Tanker realizaron descargas en las zonas serranas siniestradas en el Sureste de la entidad, este domingo la lluvia en la región contribuyó con los más de 290 brigadistas a controlar o liquidar algunos de los siete incendios forestales en Coahuila.

No obstante que vía redes sociales algunos colectivos ecológicos agradecieron la lluvia comentaron que, aunque fue benéfica para el enfriamiento de las zonas serranas siniestradas y controlar adecuadamente el fuego hasta casi extinguirlo, ésta había sido insuficiente.

Por su parte la Secretaría de Medio Ambiente estatal en su informe del domingo por la tarde dio cuenta de los avances en estos siete incendios forestales, los cuales hoy lunes siguen activos.

En la quemazón en el paraje denominado Coyotera 2, gracias a la acción pluvial, 89 elementos y dos helicópteros mediante descargas, se logró un control del 85 por ciento y 70 por ciento de liquidación, el área dañada alcanzó las 300 hectáreas de matorral.

En Santa Ros, en Saltillo, se contabilizó un 40 por ciento de avance en el control y 30 por ciento de liquidación, no obstante, la pertinaz lluvia por la tarde que ayudó a los dos helicópteros descargando agua y retardante en la zona quemada y las labores de 87 elementos, por lo que se tiene una superficie de 900 hectáreas de matorral y arbolado adulto afectados.

En Llano Largo, también en Saltillo, donde también se presentó la lluvia, ésta contribuyó a que los 12 brigadistas y dos aeronaves continuarán sus labores para alcanzar el 100 por ciento en el control de la lumbre y 98 por ciento en su liquidación, a superficie afectada abarca 100 hectáreas de matorral y arbolado adulto.

Por lo que respecta al fuego en El Cedrito, en Ciudad Acuña, los 36 brigadistas reportaron un 40 por ciento en su control y 30 por ciento en su liquidación con una estimación de 600 hectáreas de matorral y pastizal afectadas.

En el Cíbolo, que está ubicado también en Ciudad Acuña, la superficie afectada suma las 250 hectáreas de matorral y pastizal, los 25 combatientes informaron de un avance en su control del 10 por ciento y 5 por ciento en su liquidación.

El incendio de Sierra de La Madera, en los municipios de Cuatro Ciénegas y Ocampo, es atendido por 215 personas brigadistas, la tarde del domingo reportaron un avance en su control del 20 por ciento y 15 por ciento de liquidación, la superficie afectada alcanzó las 300 hectáreas de matorral.

Para el incendio en Rancho el Mimbre, en General Cepeda, finalmente la SMA dio a conocer que registró un 30 por ciento de control y 20 por ciento de liquidación gracias a las labores de 30 elementos, el área afectada sumó las 300 hectáreas de matorral y pastizal.

Inclusive y de acuerdo con datos de Gobierno del Estado el combate a los incendios ha sido gracias a las labores conjuntas entre los tres niveles de gobierno, por ejemplo, de los cinco helicópteros, 3 son de Coahuila, 1 de la Conagua y 1 del Ejército Mexicano, la renta del DC-10 Air-Tanker es con recursos estatales y municipales, además de que los brigadistas muchos pertenecen al Ejército Mexicano y la Conafor y apoyan a los combatientes estatales y municipales.

Asimismo, las brigadas están integradas por elementos de la SMA, la CONANP, la Guardia Nacional, brigadas rurales, PC municipales, PROFAUNA, brigadas municipales y algunos voluntarios locales y colaboran en acciones de rescoldo, control y liquidación del fuego en Coyotera 2 en Arteaga, Santa Rosa y Llano Largo en Saltillo, El Cedrito y El Cíbolo en Acuña, Sierra La Madera en Cuatro Ciénegas y Ocampo, y Rancho El Mimbre en General Cepeda.