HAY MARGEN PARA EL SUMINISTRO DE AGUA: AGSAL

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

Ante la falta de agua potable que viven ya algunas ciudades como Monterrey y su zona conurbada y la sequía que padecen ya por lo menos 12 de los 38 municipios de Coahuila, en Saltillo el punto de ruptura no va a llegar y no nos va a atrapar como ha pasado con algunas ciudades vecinas, asegura el gerente de Aguas de Saltillo Jordi Bosch, quien asimismo refiere que por el bien común y la seguridad no se anuncia la ubicación de los pozos en la página electrónica de transparencia de Agsal.

Y resalta en entrevista lo más importante, es decir, va de lo general a lo particular y lo que interesa para mantener seguros los pozos de abastecimiento hasta los niveles de recarga y medición del acuífero local.

Por el bien común y la seguridad no se anuncia la ubicación de los pozos en la página electrónica de transparencia de Aguas de Saltillo, insiste el gerente del organismo operador del sistema de abasto del agua potable que se extrae de los tres acuíferos de la región, Carneros, Zapalinamé y Saltillo-Ramos Arizpe para suministrarla hasta los domicilios en la ciudad.

Más tarde explica los sistemas de abastecimiento y niveles de extracción y recarga de los tres acuíferos que están explotando para llevar el agua potable a los más de 270 mil consumidores registrados en la localidad a través de una red de tuberías que miden 3 mil kilómetros.

No obstante reconocer como difícil el obtener las dimensiones que tienen que ver con el almacenamiento del sistema freático de la región en cuanto a la disponibilidad del agua en los tres acuíferos que explota para llevarla a los consumidores, habla de la manera en que se pueden obtener los niveles en los que están los acuíferos.

Además, que sostiene que, de cumplirse con ciertas circunstancias como oferta y demanda de agua, crecimiento poblacional y suministro se mantienen en ciertos estándares “el punto de ruptura no va a llegar y no nos va a atrapar como ha pasado con algunas ciudades vecinas” que viven ya la falta de agua potable.

Ello a través de un informe explicativo que, recién fue modificado y ya está publicado en su página electrónica de transparencia.

Incluso sostiene que el objetivo de Aguas de Saltillo es mejorar el servicio público “porque estamos en un sector estratégico que es el agua, estamos en la base de la pirámide, sin agua no pasa lo demás”.

Y Jordi Bosch pasa a un informe explicativo en la entrevista en el que analiza los niveles freáticos.

NIVELES

¿Cómo medimos el nivel del acuífero o el stock de agua?, se le pregunta.

Y responde que “es un informe explicativo que está en el link de transparencia de Agsal, por tanto, gracias por ayudar a mejorarnos”.

“Creo que los objetivos de ambos son similares, aunque de entrada así no lo parezca y es el servicio público”.

Amplía su información: “Mejorar el servicio público porque finalmente estamos en un sector que es el más estratégico solamente de la ciudad que es el agua, y estamos en la base de la pirámide, sin agua no pasa lo demás, es como la seguridad”.

Propone la opción de explicar o preguntar durante la entrevista y para enfocar el tema, sin embargo, se la solicita entrar directamente en materia a la explicación a los niveles freáticos.

Y comienza: “Efectivamente en la página de transparencia hay varios apartados y ahí hay uno que es la ubicación de los pozos, quedó claro que esto no se puede anunciar porque hay actos de vandalismo que pudieran dar lugar a situaciones fuera de lo común, entonces está prohibido en la ley dar la ubicación de los pozos”.

Y reafirma: “El agua es potable en Saltillo y no podemos tener riesgos de que se presente alguna eventualidad”.

Aparece otro cuestionamiento: La ley de acceso a la información pública cita que por ser Información Pública de Oficio debe publicarse la ubicación de los pozos, no obstante que, en cuanto a que, no se publican por ser información reservada es lo que causa ruido ya que la ley dice que debe ser sustentado jurídicamente.

“No es posible anunciarlos por seguridad”, refiere brevemente el gerente del sistema de agua local.

“El rubro de transparencia era mejorable, se ha mejorado en la parte de los acuíferos que es una bolsa de agua donde hay uno, dos o más pozos extractores de agua de los acuíferos”.

Otra pregunta va en el sentido de la medición de lo que se recarga y lo que se extrae del pozo.

Y responde con una pregunta: “Nosotros ¿cómo medimos el nivel del acuífero o el stock de agua o si estamos extrayendo más de la que entra?”.

En un acuífero que podría ser, ejemplifica, podría ser un vaso de agua tenemos una entrada y una salida o varias entradas y salidas, y la entrada de la lluvia que es por la parte de arriba, entonces un acuífero tiene agua que le entra de otro acuífero, agua que se va a otro acuífero y agua de la lluvia”.

“Que suele ser el principal medio de recarga de los acuíferos, la lluvia”.

“Pero también se recargan por otros acuíferos de manera subterránea, y también se descargan de manera subterránea hacia otros acuíferos, entonces vamos a decir que es una entrada y salida subterráneas, y una entrada por la lluvia, o sea, dos entradas una de lluvia y una subterránea y una salida para simplificar”.

Nosotros, Agsal, afirma, de forma empírica y esto es muy importante, de manera empírica medimos si el agua que entra es superior o inferior al agua que sale sin contemplar si hay dos salidas hacia dos acuíferos o una hacia un acuífero o cinco.

“Y si hay una entrada que una es la lluvia y otro acuífero, en todos los casos Agsal medimos empíricamente si hay más agua que sale de la que entra o si hay más agua que entra que la que sale”.

¿’Volvemos al vaso de agua?, se le pide.

Y responde afirmativo: “En un vaso de agua si ponemos más agua de la que sale, el vaso se va a llenar, si sale más agua de la que entra el vaso se va a vaciar y así funcionan los acuíferos”.

“Mi especialidad es ingeniería, no soy geólogo, pero sí me ha contado el equipo de geólogos que tenemos en Agsal para preparar esta entrevista”.

Y afirma que es sencillo de entender, entra agua, sale agua, si entra más de la que sale, el acuífero se recarga, si sale más de la que entra, el acuífero se vacía.

“Bueno, pues esta forma empírica que es la manera que nosotros medimos si vamos bien o no vamos bien o vamos contra el muro, por decirlo así”.

“Hemos visto las gráficas de las presas que nos muestran, por ejemplo, nuestros amigos de Nuevo León, que no es un tema de dos años o de tres, sino que es un tema de muchos años más, donde ves que las gráficas están decrecientes”.

“Que al final una presa es como un acuífero es el mismo sistema por ello ahora vamos a ver las gráficas de los pozos que son los acuíferos, porque finalmente el pozo es el elemento externo que me permite acceder al acuífero, que es como una presa, pero es una presa cubierta”.

Y pasamos al informe, cuando insiste en lo empírico.

ABASTECIMIENTO

“Nosotros tenemos una legitimidad que nos da un contrato que se firmó en 2001, hace más de 20 años, en el cual Aguas de Saltillo es el organismo o-pe-r-a-d-o-r -así lo subraya-, no es ni el órgano rector del agua en Coahuila ni en Saltillo y menos en México se llama Conagua, ni es otras cosas”.

“Nosotros somos un organismo operador y todo lo que vaya inherente a esta palabra es nuestra responsabilidad”, sostiene Jordi Bosch.

“Y una de ellas es medir el nivel del espejo del agua de los pozos que estamos explotando y el espejo del agua tiene el mismo nivel que el subacuífero y digo subacuífero porque a veces dentro del mismo acuífero sí hay diferencias de nivel a un pozo que está a 100 metros de otro, aunque sea del mismo acuífero”.

Por eso los colorines, continúa su explicación señalando las gráficas, ahora ya entramos en materia y empieza con Carneros que es una batería de pozos.

Es una gráfica algo confusa, se le contextualiza, por lo que responde que “aquí puedes ver, cada color es un pozo, entonces a la izquierda tenemos el nivel en donde se encuentra el espejo del agua respecto al mar”.

“Y vemos cómo efectivamente sí ha habido un descenso desde el año 1970, que ya está colgado en Internet”, refiriéndose a la página de transparencia de la empresa operadora.

“Y aquí tenemos la media de los pozos que están situados en el jurásico y los pozos que están situados en el cretácico”.

Aquí vuelve a la explicación y otra vez señala sus gráficas en las que están dos coordenadas y cuatro líneas, una superior descendente y con pequeñas ascensiones en color verde y otra inferior recta en color rojo, debajo de ellas otras dos en azul una descendente y también con pequeñas ascensiones y otra roja recta.

Continúa señalando estas gráficas en las que se puede apreciar además otra línea: “jurásico es la línea de arriba y el cretácico la línea de abajo y ves una línea horizontal que es, en una presa sería el suelo de una presa o casi el suelo, es agua que ya no es aprovechable”.

“Sería la parte baja del pozo, entonces podemos ver que el espejo del agua está bastante separado del volumen cero del acuífero, que este volumen cero sería como que la presa está vacía”.

¿En la gráfica cuál es el espejo?, se le inquiere y dice que “ese espejo del agua se refiere a la línea verde o azul en este caso y el fondo del vaso contenedor es la línea roja en el pozo Carneros”.

“Tanto para jurásico como para cretácico sería la misma explicación, la línea roja, tú puedes ver en donde está el nivel dinámico que es donde está la bomba situada respecto al punto más bajo del acuífero, por tanto, nosotros, Agsal, podemos ir bajando la bomba hasta el punto de que marca la línea roja”.

“Sí tenemos margen, sí estamos en una situación confortable, estamos atentos pues hay bastante margen, tú puedes notar la diferencia, son más de mil 700 metros que está el nivel dinámico y en este acuífero la línea roja está en mil 600, son más de 150 metros de diferencia aproximadamente”.

¿Qué significado tiene este margen? Se le pide y menciona que “esto significa que podemos bajar aún la bomba alrededor de 150 metros hasta llegar a cero de agua, entonces esto es la forma en que medimos el stock de agua almacenada”.

Y cita que “el agua almacenada es la diferencia que hay de alturas entre el espejo del agua, se le llama espejo porque en los pozos que son muy someros te puedes ver reflejado en el agua y el punto más bajo del pozo que de ahí ya no puedes sacar más agua”.

Entonces ejemplifica lo que sería actualmente lo que está ocurriendo con las presas como La Boca y del Cerro en Nuevo León.

“Vamos a otro muy importante en Loma Alta aquí verás que desde 1970 el espejo del agua se ha recuperado, lo estamos recuperando y ves la media de los espejos de agua de todos los pozos respecto al punto más bajo, en esta gráfica sí se puede apreciar bien, y estamos hablando de más de 250 metros entre el nivel del espejo y el fondo del acuífero”.

Y señala que está el nivel dinámico o de extracción o sitio en que se encuentra la bomba extractora del vital líquido en poco más de mil 400 metros sobre el nivel del mar, mientras que el nivel cero o piso del acuífero está en mil 210 metros sobre el nivel del mar, “he ahí la diferencia de poco más de 250 metros que será la cantidad almacenada del agua”.

“Esto quiere decir que yo puedo bajar la bomba unos 200 metros y si multiplicamos la altura de estos 200 metros por la superficie que tuviera el acuífero, que no lo conocemos, tendríamos el volumen en metros cúbicos de stock”.

“Tenemos la altura como una Y griega, semejando un embudo, y es mucha, son 200 metros en este caso y es como hemos ido recuperando de forma empírica, aquí se ve muy claro que el agua ha entrado más de la que ha salido”, afirma señalando las mismas gráficas que están en su página de transparencia.

Pasa a la gráfica de San Lorenzo-Terneras y apunta que claramente se ve que ha entrado más agua de la que ha salido.

“Estos picos que se ve que suben fue el huracán Hanna, por lo que puedes ver que aún estamos con un stock superior del que teníamos antes del huracán, es decir, tenemos más agua de la que había antes de dicho huracán, por eso la situación es confortable en Saltillo”.

“Aquí en Zapalinamé muy bien claramente se ve que está entrando más agua de la que sale, de acuerdo con la teoría de nuestros amigos geólogos, se ve claramente que se recupera el nivel y coincide desde el 2001 si trazamos una línea”.

¿Qué pasó entonces para que se recuperara ese nivel?, se le cuestiona y responde que “en 2001 esta nueva gobernanza la empresa mixta Aguas de Saltillo”.

Jordi Bosch dice que mientras que las gráficas de la presa de La Boca en Nuevo León van en picada, hacia abajo, y señala que años previos a 2001 lo que era SIMAS Saltillo que iban hacia abajo también, “llega Agsal y comienzan a subir las recargas de los acuíferos”.

Finalmente pasa a la captación Agua Nueva que sí está, si lo ves desde el año 87 y trazas una línea a partir del 2001 podemos decir que, va más o menos, igual la que entra que la que sale.

“Pero otra vez se puede bajar la bomba hasta el nivel base, en este caso, que es una diferencia de cerca de mil metros hacia abajo”.

De todo ello afirma que “ya está en Internet”.

Pasamos a la profundidad promedio de los pozos y dice que esta gráfica “está más explicativa porque tienes la profundidad de los pozos y el nivel en donde encuentra el agua, es espejo del agua, dinámico, es con la bomba en marcha”.

“Porque con la bomba parada los niveles se recuperan, ya que el pozo forma un cono de depresión, así le llaman, está sacando el líquido la bomba, el agua va lenta para llegar hasta la bomba y se seca lo que es alrededor del pozo, a eso se le llama el cono de depresión”, expresa.

“En dinámico el agua está más baja, el espejo del agua, cuando paras la bomba ese espejo sube, esto es en dinámico, es decir, en marcha y pide fijarse en la diferencia mostrando otra gráfica”.

Es un cuadro en el que en la primera columna cita cada uno de los acuíferos de captación al que sigue una columna de profundidad media del pozo que sería el fondo o la línea roja indicada antes, le sigue el nivel dinámico que sería la línea azul antes citada y que es donde se ubica la bomba actualmente o el espejo del agua.

¿Qué nos indica este cuadro?

“Mira que hay mucha diferencia, esa diferencia es el stock de agua por acuífero”.

Se le pide explicar cada pozo de captación y dice que tenemos un stock en Carneros de 300 metros, en Loma Alta de casi 400 metros, San Lorenzo de 200 metros, Zapalinamé de 230 aproximadamente y Agua Nueva de 230 metros de stock.

Y continúa con el informe explicativo y comenta que “tenemos el caudal que sacamos de cada una de las baterías de pozos, si tú sumas el caudal por segundo que sacamos para todo Saltillo”.

“Estos son datos actuales, del verano en este momento, porque en invierno se saca un poco menos”.

El cuadro dice que a Carneros se le extraen 187 litros por segundo, a Loma Alta 342, a San Lorenzo-Terneras 140, Zapalinamé aporta 662, Agua Nueva 329 y la zona Urbana 147, en total se entregan a los más de 260 mil consumidores 1 mil 807 litros por segundo cada día.

Además, sigue el gerente de Agsal, piensa que esta agua se transporta por una red de 3 mil kilómetros, esta agua es el origen, la de los pozos, el líquido bruto que extraemos, luego esta agua se tiene que transportar por 3 mil kilómetros de red o tubería a los consumidores.

Que es una distancia, calcula rápidamente, como de Saltillo a Cancún o hasta Nueva York en Estados Unidos.

Al preguntarle respecto de este informe, asiente que es un informe que se publica en Internet, en la página de transparencia de Aguas de saltillo, “va a ser público, se ha colgado en Internet”.

Para corroborar si se comprendió el informe, pregunta: “¿me expliqué bien?, porque cuando los geólogos te hablan al respecto hay cosas que merecen varias explicaciones”.

¿SE ACABARÁ?

¿Hay posibilidades de saber para cuánto tiempo tendremos agua en Saltillo antes de tener problemas como, que se acabe el agua o se llegue a un déficit como Monterrey, por ejemplo?, se le pregunta de improviso a Jordi Bosch.

Y responde: “Si yo hiciera varias hipótesis de base que tengo que hacer para responderte, tengo que hacer varias hipótesis de base porque hay muchas variables, está consumo por habitante, si se mantiene el consumo por habitante en 103 litros al día, 105 es lo que tenemos ahora, si la ciudad crece solamente el 2 por ciento anual es lo que ha crecido anualmente en los últimos cinco años, si las lluvias las mantenemos en una media de 350 litros-año que son la media de lluvias que tiene Saltillo y si nuestro plan de acción continúa desarrollándose tal y como está previsto nunca se va a dar un punto de ruptura”.

¿Qué es ese punto de ruptura?

“Que la demanda supere a la oferta”.

Y especifica que tienen un plan de 90 millones de pesos anual de inversión “que está consensuado con nuestro consejo de administración y por tanto el punto de ruptura se va alejando a medida que se van desarrollando las inversiones como tecnología que estamos importando de Casa Blanca, de Barcelona, de Alicante, de Santiago de Chile, de Cartagena de Indias, etcétera”.

“Entonces el punto de ruptura que es que la demanda supere a la oferta, no va a llegar; no nos va a atrapar como ha pasado con algunas ciudades vecinas por desgracia”, enfatiza.

En cuanto al contrato sustentado en 2001 entre Aguas de Saltillo y el Ayuntamiento de la ciudad, éste termina su vigencia en 2026 ¿hay posibilidades de que continúe?, se le pregunta.

“Somos un organismo operador, soy el gerente y mi cargo es de gestión solamente, no represento a los accionistas ni al municipio ni a la parte privada, por lo tanto, es una pregunta que no puedo responder, pero es la autoridad el Municipio el que tienen la decisión”.

¿En cuanto a la adquisición de acciones por parte del Municipio cuál es la postura de Aguas de Saltillo, si adquieren más o no?

“Insisto, somos un organismo operador eso está en los estatutos colgado en la página Web ahí lo puedes ver, la compra de acciones es voluntaria no obligatoria, entonces ejecuta o no el alcalde en turno en función de lo que desea”, afirma el gerente de Agsal.

En cuanto a los excesos de extracción del vital líquido de los tres acuíferos que reporta Agsal anualmente, los últimos tres años por lo menos, siendo que la Comisión Nacional del Agua le otorgó una concesión de 51.1 millones de metros cúbicos anuales se le formula otro cuestionamiento:

¿Qué pasa con este rubro, la Conagua sanciona o cobra una multa por esta sobrexplotación? 

Y responde: “Los derechos de extracción están a nombre del municipio, que es quien tiene concesionados estos 51 hectómetros que mencionas, y tres alcaldes diferentes, empezando por Isidro López, Manolo Jiménez y José María Fraustro hoy están negociando con la Conagua la obtención para la ciudad de más derechos de extracción”.

“Siento que es algo inminente la consecución de este caudal a favor del Municipio, el titulo está a favor del Municipio, nunca ha estado a nombre de Agsal pues somos un organismo operador, insisto”.

Y señala enfático, todas las instalaciones que opera Aguas de Saltillo son del Municipio, todos los pozos que operamos son del Municipio, los 3 mil kilómetros de tubería son del Municipio, todo es del municipio nosotros solamente operamos, el titulo también es del municipio.

“Respondiendo a tu pregunta nosotros extraemos algo más de agua, así es, y nosotros pagamos el cien por cien de los caudales extraídos de los 94 pozos a la Conagua, la Conagua está enterada de todo”.

En otras palabras, dice, “pagamos el cien por cien de la extracción de agua que son unos 29 millones de pesos de extracción de agua a favor de la Conagua porque el agua es de la nación y de todos los mexicanos”.

“No hay nada más, a nosotros no nos han impuesto alguna multa”, enfatiza.

Finalmente ¿se han visto Aguas de Saltillo en la necesidad de ir más profundo para extraer el vital líquido? Se le cuestiona nuevamente y afirma que no.

“Tú lo has visto, tenemos margen, tenemos en Carneros 300 metros, en Loma Alta 350 metros de margen, en San Lorenzo 230 metros, por lo tanto, no hay necesidad de ir más profundo”.

“Si fuera el caso que dejara de llover, que la ciudad creciera un 8 por ciento en lugar del 2 por ciento, nosotros lo que hacemos es bajar un poco más las bombas y ya está”.

¿Algo que desee agregar?, se le pide.

“Ahora sí, finalmente agradecer la sugerencia de la mejora de la Web de Agsal en la línea de transparencia, que ya se efectuó hoy, espero que ahora sí no haya ningún tipo de malentendido con las informaciones, somos funcionarios públicos, nos debemos al agua, a la ciudad de Saltillo y hemos de estar a la altura del lugar tan sensible que estamos ocupando” concluye Jordi Bosch.