Crece actividad industrial

Por Juan Rocha

MÁS INFORMACIÓN.-

En el primer trimestre del año (1T22), con base en datos ajustados por estacionalidad, la actividad industrial nacional registró un desempeño positivo, con avances en cada uno de los sectores que lo conforman expuso la evaluadora de riesgo HR Rating.

Por un lado, el sector manufacturero mostró su cuarto avance consecutivo mensual, superando los obstáculos relacionados con los problemas en las cadenas de suministros por la escasez de insumos semiconductores electrónicos. 

Adicionalmente, los problemas logísticos y los cuellos de botella están presionados por la mayor demanda de productos después de haber superado la peor etapa de la pandemia de Covid-19 expone HR Rating.

El sector de la construcción ha mostrado una dinámica diferenciada desde que se dio la reapertura de actividades. En contraste con el mismo periodo del año anterior, este sector mostró un crecimiento moderado en el 1T22; pese al avance, esto no alcanzó a mitigar la caída registrada en el trimestre inmediato anterior. 

Durante el segundo semestre de 2021 se observaron retrocesos en el subsector de edificación, lo que llevó al sector a registrar el menor nivel de recuperación de los sectores que conforman la actividad industrial. 

Desempeño positivo en el primer trimestre 

En términos del promedio móvil de tres meses (PM3M), que la actividad industrial registró un crecimiento trimestral anualizado (t/t) de 6.3%, ubicándolo como el mejor desempeño trimestral desde diciembre 2020 (+16.3%), precisó HR Rating.

En este sentido, suman siete trimestres al hilo de avances consecutivos (desde el 3T20), lo que se considera un dato alentador, dada la coyuntura actual. 

El sector manufacturero presentó un aumento de 7.8% t/t, siendo superior al crecimiento de 5.1% t/t del 4T21, que, en gran medida, fue respaldado por el desempeño favorable del subsector de transporte, el cual creció 16.4% t/t, acumulando dos trimestres de crecimientos de doble digito.

“Esto lo consideramos positivo, a pesar de las disrupciones en las cadenas de suministros y los problemas de escasez de insumos. En este sentido, también se observó una mejor dinámica en la fabricación de equipo de cómputo y aparatos electrónicos, con crecimientos de 20.1% y 16.4% t/t, respectivamente”.