440 hectáreas perdidas por el fuego

Por Miguel Villarello

Un total de 440 hectáreas han sido consumidas por las llamas en los casi 15 días que llevan los cuatro incendios forestales que afectan la flora y la fauna de la región sureste de Coahuila, según datos proporcionados por la Dirección de Fauna Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente.

Lo anterior equivale a ver completamente quemadas 400 manzanas urbanas, una superficie similar a la que ocupa el centro histórico de Saltillo en el polígono delimitado por las calles Presidente Cárdenas, Abasolo, Simón Bolívar y Emilio Carranza.

Los siniestros se localizan en Huachichil-Jagüey, La Carbonera en Arteaga, San Lorenzo y Llano Largo en Saltillo. 

Actualmente 270 combatientes enfrentan el fuego en los cuatro frentes realizando labores de rescoldo, control y liquidación con la ayuda de 5 helicópteros que realizan descargas de agua y retardante en la zona de fuego vivo.

De acuerdo con datos aportados por las Dirección de la Fauna Silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente (SMA) estatal, cuyo director es Jorge Guerrero, los registros hasta el momento son los siguientes: 

Huachichil-Jagüey de Ferniza en Arteaga y Saltillo con 228 hectáreas siniestradas, y se tiene un 90 por ciento de control y 80 por ciento de liquidación gracias a la participación de 51 elementos.

Coyotera 2 en la Carbonera de Arteaga se contabilizan 124 hectáreas consumidas por la lumbre, con un 20 por ciento de control y 10 por ciento en su liquidación y participan 124 elementos.

En el incendio del cañón de San Lorenzo se han acumulado 44 hectáreas consumidas por las llamas, se lleva un 5 por ciento de control y un 5 por ciento en su liquidación, participan 53 elementos; y ahí mismo, pero en el paraje denominado Llano Largo se han incendiado 44 hectáreas de matorral principalmente, se contabiliza un 5 por ciento de control y otro 5 por ciento de liquidación con la participación de 42 brigadistas.

En el combate a los siniestros participan elementos de la Secretaría del Medio Ambiente, el Ejército, la Comisión Nacional Forestal, la CONANP, brigadas rurales, protección civil de Arteaga y Saltillo, así como ProFauna, Ayuntamiento de Saltillo, Carpitas Saltillenses y Amigos de la Sierra.

Al respecto, la deducción, de acuerdo con especialistas en combate a incendios forestales, el promedio que deberá cubrir cada elemento o combatiente es de dos hectáreas cuadradas para controlar y apagar el fuego.

Aparte, el escaso control que se ha logrado en este tipo de siniestros se debe a las extremas condiciones climatológicas y el difícil acceso del terreno serrano, según informó personal de la SMA.

En una supervisión en el sitio del incendio de Huachichil en Arteaga, este martes el Gobernador del Estado Miguel Ángel Riquelme Solís confirmó que ya: “se contrataron horas del DC-10 y llegaría el miércoles a Saltillo para poder realizar descargas, en un principio con agua para enfriar la zona y a partir del jueves con retardante”.

Al mismo tiempo en áreas poblacionales cercanas en la Carbonera se harán brechas cortafuego para evitar la llegada de la lumbre a las zonas habitadas.

El alcalde de Saltillo, José María Fraustro Siller, explicó que se busca detener el avance del fuego esta misma semana, “esperemos que para el miércoles quede liquidado el incendio en Huachichil y que la aeronave DC-10 Air Tanker haga las primeras descargas en la zona de conflagración en San Lorenzo a partir de la tarde del miércoles”.