Brote mundial de hepatitis no ha llegado a Coahuila

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

El brote de hepatitis del que alertó recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) no tiene similitud con los comúnmente conocidos, no tiene presencia aún en Coahuila y continúa siendo estudiado, pues no se descarta que pueda tener relación con el Covid-19, aseguró el secretario de Salud de Coahuila, Roberto Bernal Gómez.

Lo anterior ante la alerta sanitaria de dicha enfermedad por parte de la Organización Mundial de la salud (OMS) y que el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (CONAVE) diera a conocer en México.

Se le denominó Hepatitis Aguda Grave de Etiología Desconocida y a principios de abril Reino Unido notificó a la OMS sobre un incremento en los casos de esta variedad de  hepatitis en niños previamente sanos menores de 10 años, sin embargo, a finales de ese mes se notificaron 169 casos en 12 países, incluyendo una defunción.

Los países afectados fueron Gran Bretaña, España, Israel, Estados Unidos, Dinamarca, Irlanda, Países Bajos, Italia, Noruega, Francia, Rumanía y Bélgica, además de haberse detectado SARS-CoV-2 en 20 de los casos, en la mayoría de ellos el paciente no había recibido la vacuna contra el Covid-19

Aunque la evolución clínica de los casos es variable, sostiene la OMS, hasta la fecha el 10 por ciento ha requerido trasplante de hígado.

Ante tal situación, el titular de Salud reconoció que: “sí, efectivamente ha habido un brote de hepatitis que no se ha detectado que sean las hepatitis comunes y corrientes, no es la Hepatitis A ni la Hepatitis B”.

Luego de precisar que la Hepatitis A es la que más afecta a los niños, Bernal Gómez indicó que de este reciente brote: “se ha estudiado si tiene relación con el virus Covid-19, no se ha encontrado, pero no se ha descartado todavía y hasta hoy no se ha encontrado una relación directa”.

Está en estudio, insistió: “y sí se ha incrementado en forma importante, aunque desconocemos la cantidad de casos que se han presentado ya que no ha llegado a México”.

Incluso reconoció que no hay forma de prevenirla en los hospitales: “pues a México al parecer no han llegado estos casos y, en caso de que llegara, ya se verá la manera de tratarla”.

“Aparentemente no son formas graves en cuanto a su padecimiento, no ha habido defunciones, pero sí ha habido trasplantes hepáticos en algunos niños porque han presentado hepatitis fulminante, pero hasta ahí vamos y en este caso realmente son pocos”, comentó.

Respecto de si la nueva forma de hepatitis causa defunciones, el funcionario contestó que no ha causado ninguna defunción: “…Hasta antier que revisé el caso, pero sí había sido causante de trasplante hepático, es decir, si esos niños no se hubieran trasplantado hubieran muerto”.

Se le insistió por lo que respecta a la posible cura o forma de tratamiento para esta nueva forma de hepatitis y el titular de Salud mencionó concluyente que: “es poco lo que se sabe, no sabemos todavía, pues el tipo de virus se está estudiando ya que es diferente al que conocemos”.