Proceso abierto

En el mundillo político la noticia del día fue la decisión del PRI de realizar un proceso abierto para seleccionar a su candidato a Gobernador, el anuncio corrió a cargo de Rodrigo Fuentes Ávila, Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, vale la pena señalar que en el proceso podrán participar los militantes que aspiren a la candidatura y podrán votar los priistas y los simpatizantes de ese partido, este último dato no es menor, porque abrirlo a simpatizantes implica que quienes emitan el sufragio no tendrán que demostrar su afiliación, en otras palabras, significa abrirlo a todos los ciudadanos, si solo fuera para militantes entrarían en una dinámica de comprobar la pertenencia al partido, habría afiliaciones de último minuto, muertos afiliados, murtos votando y todas esas prácticas, aunque todos sabemos que el Revolucionario Institucional casi no le sabe a esas marrullerías, seguro que no se atreverían. Fuentes Ávila aseguró que este método permite responder a la exigencia de la ciudadanía para que sean cada vez más abiertos, también será una oportunidad para que el PRI muestre músculo e intensifique la campaña del ungido, ahora ya de manera formal, pero también es cierto que ese músculo tendrá que ser mayor a los 330 mil votos que metió Morena en la consulta para la revocación de mandato, cualquier cifra inferior implicaría un fracaso tricolor ya muy cerca de la jornada electoral. Hasta el momento, que se sepa, solo hay dos interesados, Manolo Jiménez Salinas, quien marcha en primer lugar en las encuestas, y Jericó Abramo Masso, quien no ha dejado de insistir. El proceso desde luego se llevará a cabo en el 2023, pero llama la atención que el anuncio se haya hecho ahora, en política no hay casualidades y es muy probable que la decisión tenga que ver con un entorno político cada vez más competido en donde la evolución estadística es poco favorable, sea cual fuere el entorno, la siglas del PRI siguen siendo electoralmente muy rentables, hoy aún es favorito y su derrota sería una sorpresa, pero esa es la fotografía del momento, veremos que pasa en los siguientes meses.

                                            -o0o-

Olmos se descarta

Y el anuncio del proceso abierto fue también una confirmación de que Fuentes Ávila seguirá al frente del PRI al menos hasta el mes de noviembre cuando cumple el periodo para el que fue designado, lo más probable es que siga al frente del tricolor aún cumplido su tiempo, nadie cambia de caballo a la mitad del río, lo más probable es que él lleve la elección de candidatos y esté al frente del partido durante los comicios constitucionales, tal vez por eso, de manera casi simultánea, Eduardo Olmos Castro, Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, anunció que no buscará la dirigencia priista y mucho menos la candidatura a gobernador, lo aclaró así porque, de no hacerlo, habría quienes interpretarían que dejaba esa aspiración para buscar la grande. Desde hace meses se daba por hecho la salida de Fuentes Ávila y la llegada, primero de Jesús María Montemayor, luego ese nombre fue sustituido por el de Olmos Castro y ayer ya quedó más que claro que no habrá cambio, o ganan con Fuentes o tendrá que ser él quien de la cara el lunes siguiente a la jornada electoral. Ahora bien.

-o0o-

Zapatería Hidalgo

No alcanza la gráfica para plasmar la diferencia entre Morena y el PRI en el estado de Hidalgo, de acuerdo con los resultados del sondeo de opinión llevado a cabo por la prestigiada firma Poligrama, resulta que Morena tiene una preferencia del 55 por ciento, mientras que el PRI tiene apenas un 16 por ciento, las diferencias cambian un poco cuando  le ponen el nombre del candidato al respectivo partido político, pero no mucho, Carolina Viggiano, candidata del PRI obtiene un 26 por ciento, mientras que Julio Menchaca, de Morena, tiene un 46 por ciento, nada más 20 puntos porcentuales y si las campañas siguen la diferencia seguro sería mayor, alguien comentó en twitter que la elección estaba previamente negociada, pero la verdad es que nadie negocia algo que tiene ganado y nadie puede ser tomado en cuenta para una negociación cuando está 30 puntos porcentuales abajo, para qué negocias algo que ya ganaste. Como de todos es sabido Hidalgo y Coahuila están de alguna manera unidos, Viggiano es esposa de Rubén Moreira, ex Gobernador y actual dirigente de los diputados federales priistas, de hecho, cuenta la leyenda que parte de la diferencia entre PRI y Morena se debe a la mano del profesor Humberto Moreira de quien, se dice, es simpatizante declarado de Menchaca, ¿no será que más bien que es antipriísta en esa entidad en particular? Es parecido, pero no es lo mismo. Lo que sí está claro es que, de haber participado en Hidalgo, desde luego que buscará participar en Coahuila, Si la jugó así en Hidalgo, ¿cómo jugará en Coahuila?