Trámites pendientes en la presa palo blanco 

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

El Director de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento, Antonio Nerio Maltos, reconoció que la presa Palo Blanco, desde el inicio de su construcción, quedó con pendientes de cumplir «ciertas cuestiones técnicas”, y que a lo largo de los años la Conagua ha requerido a Coahuila.

Antonio Nerio Maltos comentó que en el mes de marzo la Conagua emitió un dictamen mediante oficio dirigido a la CEAS y antes de 15 días fue contestado también mediante oficio en el que se solicitó “una reconsideración y la posibilidad de la regularización de la presa”.

El titular de CEAS dijo que desde que se construyó la presa “la Conagua ha enviado oficios donde solicita ciertas cuestiones de estudios de mantenimiento y cumplimiento de ciertas cuestiones técnicas que quedaron pendientes desde su construcción”.

Además de lo anterior, el organismo federal también solicitó abrir la cortina.

Nerio Maltos reveló que en el último oficio que envía la Conagua hacen referencia a una solicitud que hizo un particular directamente a la Presidencia de la República, “entonces el Organismo de Cuenca Río Bravo de la Conagua en Monterrey tiene que darle seguimiento a esa solicitud y en esto estamos”.

Por ello, aseguró, la CEAS plantea la contraparte y esperamos que la Conagua informe a la Presidencia los argumentos para su no demolición.

Entre los argumentos para no derribar el embalse, el funcionario estatal mencionó la revaloración de la petición y la asignación de recursos para hacer los estudios correspondientes.

“Y, por un lado, comprobar que no hay un riesgo de que la presa pueda causar algún daño, que la cortina está en perfectas condiciones pues se le ha dado el mantenimiento adecuado desde su construcción y, prueba de ello, es que ha resistido varios huracanes como el Alex”. enfatizó

En cuanto a los posibles daños, expresó que, en dado caso que haya una orden judicial de la demolición, primero habría que hacer un estudio de impacto ambiental, avalado por SEMARNAT en el que se justifique la demolición considerando los daños al medio ambiente.

“Después de 17 años de ser construida, con un ecosistema, flora y fauna establecidos en dicho embalse, habría un impacto muy negativo al medio ambiente, de ahí la importancia de primero el estudio que se tiene que realizar, eso en dado caso de que se mantenga la postura de la demolición por parte de la Conagua”, añadió.

Se le cuestionó sobre la posibilidad de un amparo contra dicho dictamen y respondió que tienen conocimiento de que algunas organizaciones civiles se preparan para un amparo contra la autoridad.

“Pero en este caso las autoridades somos la CEAS y la Conagua, porque la CEAS no se puede amparar ante la Conagua, pero una asociación civil, colectivo ciudadano o particular sí lo pueden hacer”.

“Sabemos que ha habido manifestaciones públicas, pero esperemos que mediante el diálogo podamos llegar a un consenso o entendimiento con la Conagua, que las partes afectadas que hay algunas y son las que han solicitado la demolición, pues que también entiendan que esto no es común”.

Antonio Nerio dijo que sería ilógico que la CEAS busque recursos ante la Conagua para construir varias represas similares a Palo Blanco en los arroyos de Zapalinamé de Saltillo con el fin de captar agua y recargar los mantos freáticos, “y ahora estar buscándolos para una demolición que costaría más de 18 millones de pesos, ya que no es nada más abrir la cortina, sino retirar el escombro y dejar el cauce en las condiciones como estaba hace 17 años”.

En la página de la Conagua en el sitio denominado Sistema de Seguridad de Presas https://presas.conagua.gob.mx/inventario/hnombre_presa.aspx aparecen los datos técnicos de la presa mencionada, con número de identificación 5164 y nombre oficial Palo Blanco, dice que está ubicada en la región hidrológica Bravo-Conchos en la Cuenca Río Bravo 1, cuya corriente es el arroyo El Saucillo, el volumen de almacenamiento es de 1 millón 300 mil metros cúbicos de agua.

Como se menciona, la presa cuya cortina fue hecha a base de gaviones y carece de compuerta, según especialistas en hidrología, sirve de retén o captador de agua de lluvia del arroyo El Saucillo en Ramos Arizpe Coahuila, y se puede llegar ahí luego de recorrer unos 30 kilómetros desde Saltillo por la carretera 57 libre hacia Monclova.