Con un pie afuera 

Bien raro todo al interior del PRI, bien extraño, como las declaraciones efectuadas por Rigo Fuentes Ávila, aún dirigente estatal del PRI, quien, al ser cuestionado sobre las declaraciones de Jericó Abramo Masso en contra de “la cúpula”, dijo que no, que la relación con el diputado federal eran de lo mejor, que más amigables no podían ser, sin duda una declaración al viejo estilo priista, el estilo del “no pasada nada”; en fin, la realidad desmiente las declaraciones de Fuentes pues en los más recientes videos que Jericó subió a las redes sociales su tono no es muy amistoso, para iniciar semana publicó un mensaje en el que aseguró que a sus simpatizantes los amenazan con despedirlos de sus empleos si acuden a las reuniones que organiza el aspirante a la gubernatura, conducta que calificó de inadmisible; nuevamente mencionó a la cúpula y le pidió a sus seguidores no dejarse amedrentar,  pero esta vez abrió la puerta a otra opción política pues señaló que en su equipo caben todos sin distingos partidistas y remató diciendo que lo que le interesa es que a Coahuila le vaya bien. Tal parece que Jericó, ni en sus escenarios más adversos, está dispuesto a sumarse a la ya cantada candidatura priista de Manolo Jiménez Salinas, veremos en que para todo esto.

                                        -o0o-

No se puede

Como era de esperarse, Blanca Lilia Ibarra, Presidenta del Instituto Nacional de Acceso a la Información, el INAI, ya le contestó a Andrés Manuel López Obrador con un rotundo “no se puede” a su exigencia de que esa instancia de a conocer los ingresos del periodista Carlos Loret de Mola; no podía ser de otra manera, el remolino de emociones que ahora invaden al mandatario no le permitió ver que su solicitud era un completo despropósito desde el punto de vista jurídico y es que en el ámbito de la información confidencial de los particulares el INAI no solo no tiene facultades para obtenerla y darla a conocer, sino que además debe protegerla; situación distinta opera con las entidades públicas y los sujetos que reciben pagos provenientes del erario público, sin embargo, AMLO se dolía de los ingresos que Loret obtuvo de fuentes privadas como lo son las empresas para las que ha trabajado. Si López Obrador tuviera buenos asesores, o si los escuchara, se habría dado cuenta que a quien debía enviar solicitudes de información era a las entidades públicas para investigar que cantidades le han pagado a Loret, pero eso resultaría ocioso considerando que él es el jefe del Ejecutivo federal, le bastaba con girar una instrucción para obtener los documentos que comprobarán el dinero que los regímenes anteriores hubieran entregado al periodista, en lugar de eso emitió la instrucción equivocada y seguramente pidió los datos de los ingresos del periodista a Hacienda y a la UIF, con lo que incurrió en una flagrante violación al secreto fiscal. Así las cosas, tal parece que, a AMLO, como a las suegras, lo enterraron boca abajo, cuando se quiere salir se va más para abajo, está en arenas movedizas y entre más hace por salir más se hunde, debería guardar silencio, pero eso no se le da, bien dice la milenaria frase: “hasta un necio pasa por sabio cuando guarda silencio”.  

                                        -o0o-

Tiempo de crisis

Éramos muchos y parió la abuela, ese refrán le vendría muy bien a la Universidad Autónoma de Coahuila ahora que tendrá que sentarse con el sindicato a negociar el contrato colectivo de trabajo y es que de por si el Rector Salvador Hernández Vélez ya estaba en problemas para completar el pago de los sueldos y otras prestaciones del personal y ahora seguramente tendrá que aceptar un incremento a los sueldos del personal, el sindicato pide un 15 por ciento, eso ni en sueños lo podría pagar la máxima casa de estudios, la dirigente sindical Araceli Rodríguezlo sabe, pero lo menos que está dispuesta a aceptar es un 4 por ciento, similar al que se recibió en la Universidad Nacional Autónoma de México, la UNAM, el problema es que ese 4 por ciento multiplicado por todos los trabajadores sindicalizados y por todas las catorcenas del año pues ya da una cantidad nada menor, recordemos lo que pasó en la víspera de noche buena cuando quienes prestan servicios y fuerza laboral en la UA de C se quedaron esperando la catorcena que no llegó sino hasta el 26 de diciembre. Ni hablar, a veces el pato nada y a veces ni agua bebe. 

                                       -o0o-