Aprueba Congreso cuenta pública 2021

Por Miguel Villarello

MÁS INFORMACIÓN.-

Ríspida, complicada y larga fue la sesión extraordinaria del Congreso en la que el Pleno votó por mayoría, 17 a favor y 8 en contra, el dictamen relativo a la conclusión del análisis de las cuentas públicas de 2020 de las dependencias públicas de Coahuila y que presentara la Auditoría Superior del Estado en diciembre pasado.

Cabe destacar que la reunión legislativa fue dividida en dos sesiones, una en la que los integrantes de la Diputación Permanente resolvieron algunos puntos de acuerdo y, la primera, la extraordinaria y en la que como único punto se presentó el dictamen de la Comisión de Auditoría Gubernamental y Cuenta Pública relativo al análisis del Informe Anual de Resultados de la revisión y fiscalización superior de las cuentas públicas correspondientes al ejercicio fiscal 2020 presentado por la Auditoría Superior del Estado.

Luego de votar para no leer el dictamen en su totalidad, se fueron con los puntos más destacados de este Informe Anual de Resultados sobre la revisión y fiscalización superior de las cuentas públicas del ejercicio 2020, que fuera presentado al Congreso el 15 de diciembre del 2021 y es un documento público disponible en el sitio www.asecoahuila.gob.mx.

Dividido en Informe Ejecutivo y Auditorias de Cumplimiento, el primero contempla un panorama general de las auditorías practicadas, la estructura y contenido del informe; además puntualiza las acciones a derivarse de la fiscalización de la cuenta pública 2020 y su clasificación y concluye con algunas propuestas de adecuaciones normativas a considerarse en la agenda legislativa.

En cuanto a los resultados de las Auditorías de Cumplimiento se presentan hallazgos derivados de la revisión y comprobación de los procesos operativos contables, presupuestales y programáticos de la gestión financiera de las entidades auditadas, con la finalidad de comprobar que la recaudación, administración, manejo y aplicación de los ingresos y egresos se llevaron a cabo conforme a las disposiciones legales aplicables; por ello se orientan en la revisión de ingresos, egresos, incidencias en el activo, pasivo y patrimonio, deuda pública y obra pública; además se presentan los resultados de la validación y comprobación hecha entre los registros contables y los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI).

Además de los diversos tipos de auditorías practicadas que presenta dicho informe, se revisaron las cuentas de 144 dependencias: tres poderes del Estado, 10 organismos autónomos, 52 organismos públicos descentralizados del gobierno, 22 Sistemas municipales e intermunicipales de aguas, 19 organismos públicos descentralizados municipales y 38 Municipios.

Todos ellos a través de mil 903 auditorías, de ellas fueron mil una de Cumplimiento, 142 de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet, 164 de Obra Pública, 140 de Legalidad, 175 de Desempeño y 281 auditorías Financieras.

Por lo que el Congreso determinó, con 17 votos a favor y 8 en contra, que la fiscalización superior de las cuentas públicas correspondientes al ejercicio 2020: “se da por concluida mediante el presente dictamen y se instruyó a la ASE a continuar con el seguimiento a las acciones y recomendaciones emitidas como resultado de la revisión de revisión de dichas cuentas”.

Asimismo, se emitió el exhorto a las entidades fiscalizadas y particularmente a sus órganos de control interno a llevar a cabo las acciones necesarias para el desahogo de las acciones derivadas con motivo de la revisión de la cuenta pública 2020 que fueron promovidas por la ASE.

En la discusión previa Natalia Virgil del PAN acusó a la ASE de falta de transparencia legalidad y confiabilidad ante la ciudadanía derivadas de la intromisión del Ejecutivo, además que la ASE no especifica la manera en que realizó las más de mil auditorías en un año, además de deficiencias técnicas y contables del informe.

No obstante que Edna Dávalos del PRI defendió las labores de la Comisión: “gracias al trabajo en equipo en este informe anual de resultados de la ASE a las cuentas públicas 2020”, Rodolfo Wals Aurioles del PAN acusó a la Comisión de Cuenta Pública legislativa del desaseo de sus dictámenes: “pues la Comisión de Auditoria Legislativa es el asmereir de este Congreso, inútil, incompetente”.

“Quien la preside -Edna Dávalos-, exhibe una falta de capacidad”, continuó Wals, y después de instarla a mejorar la comisión, resaltó la experiencia civil y política de los diputados López Campos y Olmos o de Luz Elena Morales en los temas de género.

Mayra Valdés del PAN habló de que: “nos queda claro la complicidad entre la comisión legislativa de cuenta pública y la ASE por la manera de trabajar, de no transparentar y seguir en la opacidad”.

No obstante, el dictamen se sometió a votación y se aprobó para sus siguientes trámites por parte de la ASE, organismo que a partir de hoy deberá dar cuenta de las observaciones por posible desvío de recursos a las 144 dependencias fiscalizadas en sus cuentas públicas 2020 y que cuentan con 40 días hábiles para solventarlas.