Alertan senadores de EU por violencia contra periodistas

AGENCIA EFE.-

Los senadores estadounidenses Marco Rubio y Tim Kaine denunciaron este martes la «inacción» del Gobierno mexicano ante los asesinatos de periodistas en ese país e instaron al Departamento de Estado de EE.UU. a que pida a México mayores esfuerzos para proteger a los reporteros.

“Escribimos para expresar nuestra profunda preocupación por los continuos asesinatos de periodistas en México y para conocer mejor los esfuerzos de Estados Unidos en apoyo de la libertad de prensa en ese país”, relataron ambos senadores en una carta enviada al secretario de Estado, Antony Blinken.

En la misiva, criticaron «la inacción del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para abordar seriamente las amenazas que enfrentan los periodistas» en México y lamentaron que el mandatario «sigue criticando a los periodistas que critican a su Gobierno en lugar de defender la libertad de expresión».

«Estados Unidos debe instar al Gobierno mexicano a mejorar los esfuerzos para proteger a los periodistas», reivindicaron Rubio y Kaine, del Partido Republicano y del Partido Demócrata, respectivamente.

Además, consideraron que para mitigar esta violencia «se debe enfrentar la problemática relación entre funcionarios públicos y cárteles» del narcotráfico.

Los senadores, ambos miembros del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental en la Cámara Alta, afirmaron que nueve periodistas mexicanos fueron víctimas de homicidios en 2021 y en lo que va de año «cuatro han sido brutalmente asesinados».

«Es muy preocupante que esta guerra contra la prensa esté ocurriendo en un país con una democracia consolidada», insistieron.

México es considerado uno de los países más peligrosos del mundo para informar.

La ONG Artículo 19 contabiliza 148 periodistas asesinados por su labor desde el 2000 a la fecha, 28 de ellos durante el mandato de López Obrador, que arrancó en diciembre de 2018.

En las primeras semanas de 2022, al menos cuatro periodistas han sido asesinados, entre ellos Lourdes Maldonado, quien había pedido protección al Gobierno, lo que conmocionó al país.