Pide CNDH diálogo con estudiantes de Ayotzinapa

AGENCIA EFE.-

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo este martes un llamado a que se instale una mesa de diálogo entre autoridades mexicanas, estudiantes y padres de familia de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa para llegar a acuerdos entre las partes y buscar soluciones de fondo.

«Esta CNDH hace un llamado a la instalación de una mesa de diálogo, a efecto de privilegiar la generación de acuerdos que coadyuven en la construcción de un ambiente de paz, respeto y protección a los derechos humanos», dijo el organismo en un comunicado.

Señaló que esto es para quienes ejercen el derecho a la protesta social, de las personas que habitan y transitan el sureño estado de Guerrero, así como de los servidores públicos responsables de garantizar la seguridad ciudadana, «pero, sobre todo, para buscar soluciones de fondo a problemas que datan de muchos años atrás». 

El viernes pasado, cientos de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa que exigen encontrar a sus 43 compañeros desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 intentaron tomar la caseta de Palo Blanco en la Autopista del Sol, en Guerrero, y utilizaron un tráiler para enfrentar a miembros de la Guardia Nacional y policías estatales, lo que dejó un saldo de 22 lesionados y 5 detenidos. 

Por ello, la CNDH señaló que es «imprescindible» revisar las causas que motivan las protestas de los normalistas, pero además avanzar en las investigaciones ministeriales relacionadas con la desaparición forzada de los estudiantes.

Estas investigaciones, precisó, deben regirse bajo las líneas de investigación impulsadas por el comité de madres y padres de los estudiantes desaparecidos.

Además, pidió atender las necesidades académicas y materiales de las Escuelas Normales Rurales que se encuentran en diferentes entidades federativas, con el propósito de prevenir hechos que pongan en riesgo la protección y el ejercicio de los derechos humanos de las personas. 

El organismo se declaró listo para coadyuvar en la concreción del diálogo, y apoyar, de conformidad con sus funciones y atribuciones, «a efecto de encontrar, entre todos, los mejores caminos de entendimiento y de solución».

En semanas recientes, los jóvenes han utilizado de forma creciente la toma de casetas para exigir justicia por los 43 estudiantes que desaparecieron en Guerrero. 

Aunque el Gobierno de López Obrador ha prometido resolver el caso desde que llegó a la presidencia en 2018, aún se desconoce el paradero de los jóvenes. 

Este lunes, el presidente afirmó que en las protestas de los estudiantes podrían estar infiltrados delincuentes.

«Sí, no lo descarto, por eso hago un llamado a los jóvenes porque es una zona, una región donde hay delincuencia organizada; puede haber infiltrados, sí, aparentemente luchando por causas justas», zanjó.