El libro que le pone rostro a la escasez de medicamentos

AGENCIA EFE.-

La escasez de medicamentos en México es fruto de una «fatal combinación» entre «ignorancia, incompetencia e ideología» y visibiliza la trágica política de austeridad del Gobierno federal en el sector salud, denuncia este domingo en entrevista, el doctor Xavier Tello, autor del libro «La tragedia del desabasto»

«Este libro sale de varias necesidades, pero seguramente la más clara es la de comunicar, porque se han dicho varias cosas ante un inminente error de cálculo de ejecución», dice Tello.

El especialista recuerda que desde 2019, el país comenzó a quedarse sin medicamentos, especialmente para padecimientos oncológicos, lo que provocó, a su parecer «la crisis más grande de la que se tenga memoria».

En su texto, el médico expone que el desmantelamiento del sistema de compras, la erradicación del Seguro Popular y el mal manejo de la pandemia de covid-19 han sido tres de los errores más graves en el sector salud cometidos por el actual Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que arrancó en diciembre de 2018.

El también analista en políticas de salud, critica la falta de pericia de la Administración actual para lograr el combate a la corrupción que, a decir del presidente, imperaba en el sector salud.

«(Quisieron) desmantelar el sistema de salud completo y hacerlo como quisieron (…) Sucedió que no midieron las consecuencias pensaron que con solo desearlo lo iban a hacer», lamenta.

El libro se basa en información analizada y publicada por expertos, aunque a decir de Tello no es un libro de datos, sino una plataforma para dar voz a los pacientes, familiares y profesionales de la salud que todos los días sufren las consecuencias de «las malas decisiones» que el Gobierno tomó por ellos.

DAR VOZ A LOS AFECTADOS 

Tello señala que uno de los principales objetivos del texto es poner rostro a las historias de escasez de fármacos e insumos, dando voz no solamente a los pacientes sino a los médicos que, asegura «tienen miedo de alzar la voz» ante la crisis que se vive en el país y que les impide hacer correctamente su trabajo.

«Hoy en día hay que entender que médicos y personal de enfermería no tiene los medicamentos para sacarlos adelante. Eso te crea una frustración muy grande, estás prácticamente ahorcado (…) y no puedes hacer nada, no puedes alzar la voz, porque alzar la voz inmediatamente empieza a generarte reprimendas», denuncia.

En el texto, el médico cirujano recoge historias de pacientes que han visto impactada su salud, incluso algunos de ellos han incluso perdido la vida por no poder acceder a los medicamentos que antes les surtían en sus unidades hospitalarias o que podían conseguir de manera privada, asevera.

Además, el experto asegura que en algunos hospitales públicos falta incluso material para atender fracturas óseas.

Tello hace una analogía al exponer que el Gobierno federal intentó hacer un cambio combatiendo a la corrupción, pero sin tener un plan concreto para solventar lo que ello implicaba.

«Como digo yo, haberle quitado el corazón al paciente sin tener otro a la mano», sentencia.

El libro también plantea propuestas sobre cómo sería posible atender efectivamente el problema de la escasez en México.

Entre estas destaca un trabajo en conjunto, permitir que farmacéuticas y distribuidores ayuden a mejorar el sistema de abasto y mejorar el sistema de compras, aunque Tello reconoce que esto sería difícil pues el Gobierno se ha negado a cambiar el rumbo.

«Esto no va a suceder porque es reconocer abiertamente que se equivocaron», lamenta.

Finalmente, dice que la principal propuesta es que, independientemente de los gobiernos, se empiece a pensar en un sistema de salud centrado en la gente.

«Esto no se trata de facilitarle las cosas a los Gobiernos, se trata de facilitarle la vida a los pacientes y nadie está pensando en ellos», concluye.

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la compra de las medicinas impuestos por el Gobierno de López Obrador, quien asumió la Presidencia el 1 de diciembre de 2018.

Además, en 2020 esto se complicó por la cobertura de la pandemia de covid-19.

Pese a que en diversas ocasiones el presidente mexicano ha negado la falta de fármacos, en los primeros días de noviembre de 2021 urgió públicamente a varios de sus principales funcionarios a poner fin a la carencia de medicamentos.

En julio de 2020, el Gobierno de México y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) firmaron un acuerdo para que esta última les apoye en la adquisición de recursos sanitarios con el afán de lograr mejores precios y transparencia.