LA REALIDAD A ENFRENTAR

Por Marco Campos Mena 

Estimado lector, el día de ayer tuve el privilegio y honor de ser padrino de graduación de mis alumnos de ingeniería industrial y en sistemas (IESEC generación 2019-2021) un momento único y en cuyo evento tuve la oportunidad de decir algunas palabras que considero deben prevalecer en estos tiempos de incertidumbre.

Sin más presentación, les escribo un extracto de las ideas principales que desarrollé en dicho discurso, esperando que sean bien recibidas y sirvan en los momentos correctos en que necesiten ser recordadas.

El mundo allá afuera es cruel, habrá personas mal intencionadas que querrán verlos caer, que los intentarán oprimir y destrozar sus sueños… 

También es un hecho que caerán, fallarán y tal vez los despedirán de su trabajo… tiempos difíciles aguardan en su vida personal, profesional y laboral, deberán estar listos para ello.

Con esto, no pretendo decirles que el futuro que les espera será solamente malo, pues como a estas alturas saben, la vida es un compendio de buenos y malos momentos.

Sepan que quienes los rodeamos y queremos tenemos altas expectativas, claro, queremos verlos tener éxito, ser felices… pero de quien más deben esperar es de si mismos, ya que serán ustedes quienes podrán decidir qué tan lejos quieren llegar, ¡superen todo límite! ¡vayan más allá y demuestren su gran fuerza!

¡Confiamos en ustedes, sabemos quiénes son y conocemos su pasión por la excelencia! pero recuerden esto que es importante:

Cuando alguien quiera verlos caer, mantengan la cabeza en alto y confíen en si mismos, en su talento y capacidad para superar cualquier adversidad.

Cuando traten de oprimirlos y destrozar sus sueños, valoren la empatía, pues es solo cuestión de tiempo para que sean ustedes quienes estén arriba y podrán cambiar esos paradigmas; sé que tratarán bien a sus colaboradores y los impulsarán a perseguir sus sueños también.

Caerán y dolerá en el orgullo…. ¡levántense! Serán más fuertes y sabrán que pueden seguir adelante con más determinación que antes.

Cada vez que fallen, deténganse a analizar ¿qué salió mal? Aprendan de ello y háganlo mejor la próxima vez hasta tener el éxito que buscan y resultados extraordinarios.

Si los despiden de su trabajo, no es el final de su carrera profesional, es la oportunidad perfecta para encontrar un mejor trabajo donde los valoren y los acompañen en su crecimiento o incluso la oportunidad perfecta para emprender y crecer sin límites.

Tengan presentes que tienen una gran responsabilidad, son agentes de cambio, líderes de hoy que habrán de hacer lo necesario para cambiar todos esos paradigmas que no permiten avanzar a la sociedad.

Asuman su rol de líderes, unan a todos a su alrededor para trabajar por el mismo fin, somos más fuertes así.

Tengan siempre presente que, si algo es verdaderamente importante, es el destinarle el tiempo y darle su lugar a la familia, pues el trabajo siempre seguirá allí y no se acaba, la escuela aguarda y les apoya para que sigan creciendo. La familia ante todo es nuestro primer y más fuerte impulso para volar.

Es tiempo de que comiencen una nueva etapa, la vida es así, terminamos y comenzamos, mas a cada paso deben recordar las siguientes palabras y tatuarlas en su memoria, pensamientos y metas…

¡PERSIGUE TUS SUEÑOS Y VIVE CON PASIÓN!

Infinitas gracias, ingenieros, Daniel Avalos, Jesús Roberto Alemán, Erick Alejandro Basaldúa, Brandon Eli Castillo, Claudia Yudith Castillo, Leonardo Daniel García, René Guadalupe Mata, Jorge Alejandro Mendoza, Juan Jesús Neaves, Brayam Joel Ovalle, Fidel Antonio Pérez, Saúl Alejandro Rojas, Oscar Amner Rodríguez y Juan Manuel Saucedo, por el honor de ser parte de su formación y por su entrega para cambiar el mundo.