Arremete AMLO contra corresponsales extranjeros

Agencia EFE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, arremetió hoy contra la prensa “conservadora” y los corresponsales extranjeros porque eran “consentidos” de los anteriores gobiernos.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el presidente mexicano comenzó las críticas contra los periodistas al ser preguntado por la preocupación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de una posible suspensión en México de la aplicación de la prueba estándar del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA).

López Obrador respondió que “cree” que México continuará participando en estas pruebas, y a continuación atribuyó esta información a los medios, tanto “nacionales como internacionales”, porque hoy hay “muchas noticias falsas”.

Agregó que hasta los medios “más famosos” como The Washington Post o The New York Times tienden “a veces” a desinformar.

“No tienen ética en el manejo” de la información, y a lo mejor sus directivos “ni lo saben”, sino que “muchas veces” es culpa de los corresponsales, agregó. 

Al hablar de los corresponsales extranjeros afirmó: “Antes (…) los trataban muy bien en el Gobierno federal y ya Jesús (Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia) no tiene un departamento de atención a corresponsales extranjeros”.

“Antes eran consentidos, se les colmaba de atenciones, de privilegios. Y además toda esa prensa también defiende a grupos de intereses creados”, afirmó el mandatario.

Insistió en la importancia de acabar con la corrupción con un juego de palabras: “¿Cuándo vamos a convencer al país de que es importante acabar con la corrupción en México si El País es un boletín de las empresas españolas que hacían su agosto en México?”.

El mandatario ha convertido a este periódico español en blanco de sus críticas.

Algunas preguntas después, López Obrador cuestionó a uno de los reporteros para qué medio trabajaba.

“¿De qué periódico es usted? Del Reforma? Ah, por ahí hubiésemos empezado”, dijo el presidente mexicano, también enfrentado a este medio nacional.

Atacó a Reforma porque dijo que hoy apoya a la “oligarquía”.

México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo en el mundo.

Según la ONG Artículo 19, en 2020 hubo 692 agresiones y un 49,5 % de ellas fueron cometidas por funcionarios públicos. Dichas agresiones aumentaron un 13,62 % con respecto al 2019 cuando se documentaron 609.

Además, en poco más de dos años de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, 17 periodistas han sido asesinados por motivos posiblemente vinculados a su labores y según la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) los asesinatos contra periodistas tienen una impunidad del 99 %.

Acoso judicial a periodistas de México y Colombia

Agencia EFE

El acoso judicial contra periodistas de México y Colombia ha crecido de forma “alarmante” en los últimos años, reveló este lunes el informe “Leyes del silencio” de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y Artículo 19.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, este 3 de mayo, la FLIP informó de 36 casos de acoso judicial en Colombia en 2020 frente a los 14 de 2017, mientras que en México Artículo 19 registró 39 casos en 2020 frente a solo uno en 2015.

“Es alarmante que en Colombia y México el aparato judicial sirve al interés privado en lugar de al público. El acoso judicial castiga al mensajero y daña el derecho del público a recibir información”, declaró Maria Ordzhonikidze, directora de la Fundación Justicia para Periodistas (JFJ, en inglés).

El reporte se publica cuando México llega al Día Mundial de la Libertad de Prensa como el país más peligroso para ejercer el periodismo del hemisferio occidental, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, en inglés).

Artículo 19 contabiliza 17 periodistas asesinados en los poco más de 2 años de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, además de 692 agresiones en 2020, de las que un 49,5 % fueron cometidas por funcionarios públicos.

A las agresiones físicas se suma el acoso judicial en México, cuyos estados contemplan «los delitos contra el honor», como la calumnia o la injuria, además de legislación civil que permite demandar por difamación, apuntó Silvia Ruiz, investigadora de Artículo 19.

Los funcionarios públicos y las personas que trabajan en el sector privado pero con proyección pública recurren a estas figuras legales “para desincentivar y censurar la crítica”, advirtió la experta.

Juan Pablo Madrid-Malo, coordinador del Centro de Estudios de Libertad de Expresión en la FLIP, describió un contexto similar en Colombia. 

“El abuso de las herramientas judiciales para intimidar a periodistas va en aumento y no cesa, también es importante mencionar que puede ser que estas cifras cuenten con un subregistro, porque hay casos que no se hacen públicos”, aseveró.

En la presentación, el periodista mexicano Sergio Aguayo expuso su caso al narrar la demanda por «daño moral» que le interpuso Humberto Moreira, exgobernador del norteño estado de Coahuila, quien le exige un pago de 10 millones de pesos (unos 500.000 dólares).

El también académico del Colegio de México (Colmex) aseguró que el exgobernador tiene vínculos con un magistrado de la capital.

En tanto, la periodista colombiana Mariángela Urbina habló del acoso diferenciado por género, pues incluso dentro del gremio las mujeres afrontan escepticismo.

“Normalmente, cuando las mujeres periodistas decimos estas cosas, también se nos juzga y se nos señala, entonces es importante que ustedes como hombres periodistas ingresen a esta conversación”, comentó.